hacerlapelotaEs triste, pero cierto: hacer la pelota a tu jefe ayuda. Todos odiábamos a los pelotas en el cole, los alumnos estrella que siempre levantaban la mano para dar la respuesta que los profesores querían escuchar, hacían siempre sus deberes y nunca hablaban en clase. Y ya desde entonces descubrimos: hacer la pelota ayuda.

En empresas, sobre todo en consulterias, éste tipo de personas pueden ascender profesionalmente más rápido, porque en la vida es evidente que de vez en cuando hay que callarse, hay que adaptarse, hay que esconder su opinión y saber hablar en el momento adecuado. Y cuanto más ascendemos en una empresa, más vanidosas se vuelven las personas. A la jefa le gusta que le digan que bien ha organizado una reunión, que inteligente es, que organizada etc.. Hombres en general son aún más débiles a la hora de recibir un cumplido: "Los más inteligentes caen en la trampa de la vanidad", decía ya Sigmund Freud. El ser humano no se sabía defender contra los elogios, decía el famoso psico-analista.

Cuidado con los pelotas

Para ser un pelota, más o menos popular, hay que decir las cosas con discreción e inteligencia, porque si la estrategia de conseguir algo con elogios es demasiado obvia, se pueden enfadar no solo tus compañeros, si no también tu jefe.

¿Qué son las características más obvias de un pelota?

  • estar siempre de acuerdo con el jefe
  • incluso si solo dice tonterías, apoyarle
  • estar super atento a lo que dice
  • formar un equipo con el/ella al enfrentarse a voces críticas dentro de la empresa
  • mirarle a el o ella con admiración
  • repetir lo que decía el jefe o la jefa :)
  • minimizar los errores del jefe
  • reírle los chistes malos
  • buscar su cercanía más de lo necesario
  • pedirle su opinión todo el rato
  • elogiarle en todo momento

La esencia de un pelota

El pelota siempre transmite mensajes que el otro quiere oír. Es oportunismo total y una forma de ser sumiso a sus superiores. A los compañeros suelen caer fatal, pero los jefes engreídos apoyan el "reinado" de los pelotas.

¿A qué jefes les gustan los pelotas

Personas,

  1. que creen que la lealtad es más importante que su "performance". En España muchos jefes buscan empleados para afirmar su Status Quo, no para mejorar la situación de la empresa.
  2. que temen cambios
  3. que temen a personas que son mas listas que ellos
  4. que se ven más bien en una posición de poder que de ejecución

Resumen: Hay que saber hacer la pelota, pero no siempre. Para ganarse el respeto también hay que ser levemente crítico.