solicitud de empleo, fotoLa foto de las solicitudes de empleo: consejos y ejemplos de fotos serias para tu currículum. Existen muchos mitos y leyendas sobre las fotos que se incluyen en las solicitudes de empleo. A fin de cuentas, una imagen vale más que mil palabras y para cambiar una primera impresión normalmente no hay una segunda oportunidad… Y también están los tópicos habituales, pero no te dejes confundir por ellos: hacerse una foto para la solicitud de empleo creando una atmósfera de luz adecuada tampoco es física cuántica. Lo importante es que sigas un par de reglas básicas y pienses de antemano qué impresión le quieres causar a tu interlocutor...

Una foto perfecta para tu solicitud de empleo. ¿Por qué es tan importante?

Desde que entró en vigor la Ley contra la discriminación (AGG, por su sigla en alemán), ya no es obligatorio incluir foto en la solicitud de un puesto de trabajo, aunque sí es recomendable hacerlo. No se trata tanto de que tu interlocutor te encuentre atractivo, sino más bien de que su primera impresión le haga pensar que te ajustas al puesto para el que te estás postulando. Si eres capaz de sugerir sutilmente con tu foto que ya eres un empleado de la empresa, aumentarás notablemente las posibilidades de que te contraten. Teniendo lo anterior en cuenta, una fotografía con aire formal resulta menos adecuada para una profesión creativa y viceversa. No te confundas: en la foto que vayas a utilizar para tu solicitud no te tienes que poner de etiqueta ni vestirte como para una obra de teatro, sino transmitir una imagen totalmente coherente en todos los sentidos...

Consejos y ejemplos para la fotografía de la solicitud de empleo

La fotografía perfecta para una solicitud de empleo comienza ya con los pormenores y detalles que todo interlocutor va a percibir, aunque sea sutilmente, y que sin embargo le van a causar una gran impresión. Por ejemplo, si en la foto sales sonriendo o no. La diferencia puede ser enorme, tal y como se muestra en los dos ejemplos siguientes:

En la foto de la derecha, la candidata desprende inmediatamente simpatía y parece ser una persona comunicativa. Entre estos trucos sutiles también se incluyen...

  • Que el cabello salga cuidadosamente peinado
  • Que la ropa carezca de manchas y pelusas
  • Que la camisa o la blusa no tenga arrugas antiestéticas (lo cual se pasa por alto en muchos casos).

Un nudo de corbata descuidado o un contraste de maquillaje entre el cuello y la cara también pueden resultar tabú. Del mismo modo, no es apropiado utilizar la foto de una solicitud de empleo anterior si tu aspecto ha cambiado. A más tardar, la contradicción visual quedará patente en el momento en que acudas a la entrevista de trabajo y en el peor de los casos tu credibilidad quedará en entredicho.

Sugerencia extra para la foto de la solicitud de empleo

Por favor, mira otra vez las fotos de más arriba, tanto la de la candidata de pelo castaño como la de la rubia de la sonrisa. Ambas utilizan un segundo truco tremendamente sutil: parece que están parpadeando o que su mirada se intensifica. Para lograr este efecto, los párpados inferiores se elevan ligeramente.

Se trata de un viejo truco fotográfico que hace que la mirada parezca más interesante y cautivadora al instante. Casi todas las modelos recurren a él con mucha frecuencia. Pruébalo y practícalo delante del espejo. Necesitarás un rato hasta que te salga con naturalidad.

Prueba también a colocar la cabeza en diferentes posiciones y perspectivas. Una ligera inclinación o rotación pueden cambiar por completo la impresión de tu perfil.

Reglas formales para las fotos de la solicitud de empleo

También debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Calidad de la foto.

Debemos insistir en ello: la foto de la solicitud no debe hacerse en un fotomatón y tampoco debes poner una que te hayas hecho en tu tiempo libre o durante las vacaciones. Dará la impresión de que has ido a lo barato y tu solicitud perderá valor nada más la abran. La avaricia no es una buena señal, ya que se interpreta como que no estás dispuesto a invertir en tu propio futuro. ¿Y qué hay más importante que tu propio futuro? Por lo tanto, hazte las fotos en un estudio fotográfico o con un profesional y nunca de cuerpo entero. Pídeles que te enseñen ejemplos para asesorarte. Hay fotógrafos que tratarán de venderte arte y cuyas fotografías podrían verse mejor ampliadas o colgadas en la pared a un metro de distancia. Fotos así son tan poco recomendables para una solicitud de empleo como un rotulador para rellenar un formulario en línea.

Dimensiones de la foto.

Los formatos comunes de hoy en día varían entre 6 x 4 cm o 9 x 6 cm. Ambos corresponden a lo que se denomina “formato áureo” y su efecto resulta por tanto muy positivo (nota: las imágenes de los carteles publicitarios también tienen este formato). El formato vertical es la regla y con el apaisado llamarás más la atención, pero solamente si consigues que la foto quede bien encuadrada. Si no estás seguro en este punto, te recomendamos que consultes a un profesional.

Color de la foto.

foto, solicitud de empleo, cvEn color o blanco y negro? Esto es, en última instancia, una cuestión de gustos. Las imágenes monocromáticas, en general, son más elegantes, pero también pueden parecer más artificiales. Además, los contornos se realzan en un primer plano.

Te favorecerá si tu cara es más bien plana. Sin embargo, si tienes facciones angulosas, tu aspecto parecerá todavía más duro. Para casos así, las fotos en color son la mejor opción. En general, las fotos en color dan un aspecto más auténtico y natural dependiendo de la iluminación, aunque a veces también pueden resultar estridentes. Por eso también es importante acudir un profesional. En las fotos en color también se debe prestar atención a la correcta elección de la ropa y a colores apagados y armoniosos que se combinen bien y resulten adecuados con el fondo. Por contra, en las fotos en blanco y negro son de mayor importancia la forma y el contraste. Si te lo puedes permitir, hazte fotos tanto en color como en blanco y negro y luego pregunta a tus amigos cuál de ellas creen que se adapta mejor.

Posición de la foto.

Si vas a incluir la foto en formato físico directamente en la solicitud de empleo, debes insertarla en la primera hoja del currículum, es decir, justo antes de la primera línea. Colocarla a la derecha o a la izquierda dependerá de la dirección a la que apunte la nariz. Regla de oro: la nariz debe mirar hacia el interior de la hoja, nunca hacia afuera. Si vas a incluir una portada o lo que se conoce como “tercera página”, debes colocar ahí la foto. Te damos un par de ejemplos:

Colocación de la foto.

Utiliza pegamento para colocar la foto; no la enganches con un clip. El clip no resulta estético y dará la impresión de que vas a utilizar la fotografía otra vez. Una solicitud de empleo no debe transmitir nunca un mensaje del tipo: “Soy un correo masivo que voy a aprovechar en el futuro”. Si vas a integrar tu foto de modo digital, debes tener en cuenta dos cosas:

  • Elige la resolución más alta posible para que la impresión sea mejor y utiliza papel fotográfico de la mejor calidad.
  • Si no lo haces, también puedes enviar una fotocopia, pero ello sería contraproducente por las razones que ya hemos mencionado. La foto debe reflejar que tus cualificaciones profesionales son altas y que tu trabajo es de la mejor calidad.

Si pegas la foto a la solicitud, anota siempre tu nombre en la parte posterior, ya que si la foto se extravía por la razón que sea, siempre se podrá identificar con facilidad a qué solicitud pertenece.

Lista de verificación rápida para fotos de solicitudes de empleo

  • ¿Mantengo contacto visual con mi interlocutor?
  • ¿Sonrío abiertamente?
  • ¿La cara está suficientemente iluminada y se me reconoce sin problemas?
  • ¿Tengo bien el pelo?
  • ¿La piel tiene un tono natural?
  • ¿La vestimenta es acorde con el puesto de trabajo?
  • ¿La camisa, la blusa y la chaqueta tienen arrugas?
  • ¿El fondo es de un color suave y neutro?
  • ¿La cabeza está ligeramente inclinada?
  • ¿Está el cuerpo inclinado hacia el espectador?

Descarga gratuita: como es habitual, la lista de verificación con diez consejos para la foto perfecta también se puede descargar gratuitamente en formato PDF.

Ejemplos de fotos que no deben incluirse en una solicitud de empleo: por favor, ¡así, no!

foto, solicitud de empleo, trabajo
Esta foto muestra un background - parece a una foto de las vacaciones

Ejemplos de fotos que sí se pueden incluir en una solicitud de empleo: ¡así, sí!


Buen ejemplo para una foto en blanco/negro

Reglas para diseñar la foto de tu solicitud de empleo

Después de haber visto un par de ejemplos, te damos a continuación los detalles para parecer el candidato perfecto en la foto de tu solicitud de empleo.

Formato.

La foto perfecta para la solicitud de empleo debe ser de busto e incluir parte de los hombros, cómo máximo una quinta parte de la foto. Empólvate un poco la cara para que no brille. Si no tienes polvos a mano, pásate un poco de papel higiénico o un pañuelo. Te recomendamos que lo hagas suavemente para evitar que se te enrojezca la piel.

Ropa.

La ropa debe estar en consonancia con el puesto al que te estás postulando. Si te postulas para futuro banquero, en la foto tiene que parecer que ya lo eres. Si buscas la perfección, puedes hacer una visita de incógnito a la empresa y tantear el código de vestimenta dominante. Para hacerlo más fácil, también puedes mirar las fotos de los empleados en redes como Xing o Linkedin y adaptar el look de tu foto a lo que vayas encontrando. Si eres mujer, recuerda que llevar los hombros descubiertos, demasiado maquillaje o un escote pronunciado todavía se considera tabú. Se ha demostrado mediante estudios psicológicos que las candidatas pueden aumentar sus posibilidades de contratación si ofrecen un punto de masculinidad más que si muestran sus encantos femeninos. Esto es, llevar un traje de pantalón oscuro con una simple blusa de color claro causa una mejor impresión a la mayoría de expertos de selección (incluso si son mujeres), ya que confiere un aspecto más serio y riguroso.

Cabello.

Ya seas candidata o candidato, si muestras unos atributos típicamente masculinos, tendrás mayores posibilidades de conseguir el empleo. Eso fue lo que descubrió la socióloga Anke von Rennenkampff, natural de Mannheim (Alemania), en su doctorado sobre fotos de solicitudes de empleo. Y ello sirve más a las mujeres que a los hombres. Si eres mujer y llevas el pelo hacia atrás o recogido, los expertos en selección supondrán que tienes mayores dotes de liderazgo que otras mujeres que lleven la melena suelta. Compara a continuación la diferencia:

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Yale, las mujeres que llevan el pelo corto se perciben frecuentemente como inteligentes y seguras de sí mismas. Sin embargo, los rizos largos y oscuros tienen el efecto contrario: la mayoría de la gente las percibe más inseguras e ingenuas. En el caso de los hombres, lo más importante es que tengan pelo: según científicos de Saarbrücken (Alemania), se confía menos en los hombres calvos para trabajar. Los candidatos calvos o con signos de calvicie reciben menos invitaciones a entrevistas de trabajo. Además, los individuos que participaron en las pruebas los calificaron como menos enfocados a su carrera profesional y menos creativos.

Maquillaje.

Como todo el mundo sabe, el maquillaje sirve para destacar u ocultar determinadas características faciales. En general, las mujeres saben qué rasgos destacar. Presta especial atención a que te aplicas el maquillas de modo uniforme y que el contraste entre cara y cuello no es antiestético. ¿Y los hombres? La probabilidad de que los hombres acudan a la sesión de fotos con sus propios utensilios es baja. Sin embargo, deberían saber apreciar las posibilidades que les ofrece una buena máscara: por ejemplo, el maquillaje ayuda a suavizar la mandíbula o los pómulos, a disimular la papada o a dar un tono mate a zonas brillantes como la nariz, la zona donde empieza el cabello o la calva. Con el maquillaje también se puede matizar el enrojecimiento, las espinillas o las bolsas de ojos. En cualquier caso, debes empolvarte las mejillas, la nariz y la frente, o al menos secártelas para salir en la foto mostrando todo tu carisma y no con un exceso de grasa o gotitas de sudor en la piel.

Fondo.

Por desgracia, es de lo que se olvida el común de los mortales. Sin embargo, el fondo resulta enormemente decisivo sobre el impacto global de la foto de la solicitud. Si se elige mal el fondo, el contraste o los colores, la luz tendrá sobre el candidato un efecto literalmente oblicuo. Los objetos que se puedan distinguir harán desviar la vista hacia ellos y darán la impresión de que la foto es más bien una instantánea cualquiera que una fotografía hecha a conciencia. Una superficie neutral resulta más adecuada. Lo ideal es que el color del fondo combine con la ropa (en fotos en color) y que la iluminación no proyecte sombras (muy importante si las fotos son en blanco y negro). Si por el contrario el contraste es demasiado alto (fondo totalmente blanco), la cara dará un aspecto pálido y enfermizo.

Sugerencia extra para la foto de la solicitud de empleo

En una sesión de fotos profesional todo el mundo es igual, ya se trate de un aprendiz o del miembro de una junta directiva: tan pronto como el fotógrafo enfoca la lente, empiezan los nervios, la inseguridad e incluso el malestar. Es un miedo escénico completamente normal. Sin embargo, a veces se puede apreciar también en las fotos: de repente, incluso las personas más carismáticas parecen contener la sonrisa, enseñan los dientes y parece como si tuviesen mal de ojo. Y como comprenderás, ello te hará parecer poco seguro.
Sin embargo, hay un truco para evitar la tensión ante la cámara: mira primero hacia otro lugar, sacúdete el cuerpo y a continuación gírate hacia la cámara y sonríe. Incluso antes de entrar en tensión, es de esperar que el fotógrafo haya disparado la primera instantánea con aspecto natural.

Cómo resaltar determinadas características en la foto
A continuación te damos algunas sugerencias para destacar tus características especiales en la foto:

Sugerencias si eres mujer

Utiliza joyas discretas o un pañuelo en el cuello.

Si usas barra de labios, elige tonos naturales, nada de rojos o colores de frutas del bosque. Los tonos albaricoque evocan un rostro fresco y discreto. Los llamados tonos “nude”, como el marrón, el beige y el rosa son casi invisibles, pero inconscientemente tienen un efecto positivo en la mirada.

La sombra de ojos debe ser más bien de color marrón o rojizo si tienes los ojos azules y lila si los tienes verdes. Si tienes los ojos marrones, los tonos azules y grisáceos actuarán como un color complementario haciendo que te brille la mirada y evitando que la sombra esté en primer plano.

Si tienes la piel muy pálida, utiliza un toque de colorete, pero no demasiado. Si no estás acostumbrada puede que tardes en dar con el punto exacto. Evita usar colorete con tonos de rojo oscuro. Las candidatas más profesionales destacan los pómulos con tonos bronce y las mejillas con albaricoque.

Sugerencias si eres hombre

Resalta lo mejor de ti con una corbata discreta, lisa y con colores adecuados.

Ponte una camisa clara acorde con el color de la tez, los ojos y el cabello. La camisa no debe ser de un estampado complicado que distraiga la atención sobre la cara.
Ni se te ocurra utilizar joyas.

El negro siempre es un color serio, pero si tienes la tez blanca puede ejercer un gran contraste y resaltarte las arrugas. Si ya tienes una edad, te recomendamos tonos grises oscuros y azules.
No utilices más de tres colores juntos en tu ropa.

Opiniones de los expertos

Cuatro de cada cinco expertos de Recursos Humanos siguen prefiriendo solicitudes que incluyan fotografías. En nuestra lista de empleadores preguntamos con frecuencia a los expertos en Recursos Humanos qué buscan en los candidatos. Entre las respuestas se encuentra también la foto. Estas son algunas de las respuestas que hemos obtenido:

Claudia Tensierowski, Jefa del Equipo de Selección a nivel europeo en BASF:

Si se adjunta una foto, tiene que haberla hecho un fotógrafo y no utilizar una foto hecha por uno mismo en la playa o la sala de su casa. En caso de duda, es preferible adjuntar una foto en blanco y negro, y no una en color.


Christina Graessel
, Jefa de Selección y Márketing de Recursos Humanos en Capgemini:

Una foto ayuda a tener una impresión completa, pero no influye en nuestra decisión ni para bien, ni para mal. Como la documentación de la solicitud se suele imprimir a más tardar para la entrevista, yo recomiendo fotos en blanco y negro, ya que ayuda a ahorrar recursos y por lo general se ven mejor.

Peter Berg, Director de Global Talent Acquisition & Development en Daimler:

Preferimos recibir solicitudes con foto porque ayuda a completarlas y así le ponemos cara a la persona.

Markus Kumpf, Head of Talent Acquisition para Alemania en Siemens:

La calidad de las fotos es crucial. Que sean en color o en blanco y negro es una cuestión de gustos. Es mucho más importante que la foto la haya hecho un fotógrafo profesional y no que sean de fotomatón o de las últimas vacaciones de verano.

Elegir el estudio fotográfico adecuado

En todas las ciudades hay estudios fotográficos que se dedican a hacer fotos para solicitudes de empleo. Recomendamos encarecidamente que consultes a algún profesional para el caso. No te hagas nunca en un fotomatón las fotos que vayas a utilizar para solicitar un empleo. Los expertos en recursos humanos solo verán, y el resto de la humanidad también, que no estás dispuesto a invertir en tu propio perfil...

Pero, ¿cómo encontrar un buen estudio fotográfico y saber en lo que te tienes que fijar? A continuación te damos unas pistas...
Un buen fotógrafo tiene experiencia en este tipo de casos. Echa un vistazo a sus trabajos y consulta las páginas web de fotógrafos especializados en solicitudes de empleo. Así te podrás hacer una idea de cómo puede quedar el resultado. Las muestras que consultes deben ser exactamente de fotos para solicitudes, no composiciones de fotos de modelos o fotos de boda. Sabrás al instante si te gustan sus fotos o no.

Un buen fotógrafo te propondrá una sesión de fotos. No acudas solamente a sentarte durante cinco minutos en un taburete a que te hagan fotos. Tómate tu tiempo para una verdadera sesión de fotos para solicitudes de empleo. Así podrás hacerte fotos en diversas poses y con diferentes fondos.

Un buen fotógrafo te preguntará sobre el puesto y el sector. Dependiendo del sector al que te vayas a postular, las fotos tendrán que ser más o menos conservadoras. Si el fotógrafo sabe a qué puesto te postulas, podrá aconsejarte sobre la pose y la apariencia corporal que debes adoptar.

Es posible que miréis juntos la web de la empresa para adaptar los colores de las fotos. Un buen fotógrafo te asesorará sobre la vestimenta y el maquillaje. Podrá aconsejarte lo que se ve bien en las fotos y destacar tu atractivo. Puedes llevar varios atuendos y decidir juntos cuál utilizar para las fotos. También te dará consejos para que te coloques bien el pelo y el tono de piel se vea uniforme, sin ojeras ni manchas.

Un buen fotógrafo te quitará el miedo. La mayoría de los fotógrafos son personas muy sociables que saben cómo hacer que el ambiente resulte más distendido. Por eso, el fotógrafo tiene que caerte bien y saber hacerte reír. Si te sientes cómodo con él, probablemente parecerás menos nervioso en las fotos.

Sugerencia extra para la foto de la solicitud de empleo

Da igual que busques un estudio fotográfico en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia o Bilbao: aunque la mayoría conoce bien su trabajo, debes asegurarte de que, además de imprimirte las fotos en papel, te proporcione también una versión digital (en .jpg, .png o .tif) y te conceda el derecho a publicarlas sin restricciones.

Utiliza la foto actual de tu solicitud en todas las redes importantes disponibles en línea, por ejemplo, Xing, Linkedin, Twitter, Google+ o en tu blog. Crean un gran valor de reconocimiento y algo similar a una identidad de marca. Además, el experto en Recursos Humanos tendrá la impresión de que tu actuación – tanto en línea como fuera de ella– es en general coherente y que procedes de manera profesional y concertada.

Foto principal: hootie2710 / 123RF Lizenzfreie Bilder