El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) unen fuerzas para movilizar hasta 1.120 millones de financiación para las empresas de mediana capitalización españolas, las llamadas midcaps (empresas de entre 250 y 3.000 empleados). La Plataforma movilizará capital privado mediante acuerdos de créditos sindicados con intermediarios financieros.




Pymes en el enfoque

El objetivo del acuerdo es contribuir a que las midcaps españolas cuenten con los recursos necesarios para liderar las inversiones en innovación y sostenibilidad, facilitando que sigan creciendo y creando empleo. El BEI calcula que las empresas que se pueden beneficiar de esta Plataforma de Inversión emplean, en su conjunto, a unas 26.000 personas.En concreto, el BEI asumirá la mitad del riesgo de la cartera de hasta 400 millones de euros generada por ICO en colaboración con la banca comercial, quien, por su parte, contribuirá aportando al menos un 50% de la financiación. De esta forma, el volumen de financiación facilitada para las midcaps gracias a este acuerdo ascenderá hasta los 800 millones de euros. A este importe hay que sumar la aportación de las propias midcaps, con lo que se prevé que el importe total de financiación movilizado alcance los 1.120 millones de euros.



Esta garantía de riesgo compartido aportada por el BEI se ha firmado bajo Plan de Inversiones para Europa. El apoyo del Plan Juncker permite asumir mayores niveles de riesgo y mejorar las condiciones de la financiación facilitada a las midcaps, que podrán disfrutar de plazos de amortización más extensos para poder desarrollar sus inversiones. Las empresas beneficiaras de esta garantía de riesgo podrán recibir de ICO entre 8 y 12 millones de euros.

Gracias a esta plataforma de inversión, las empresas medianas españolas obtendrán la financiación que necesitan para crecer y crear puestos de trabajo en el país. Atraer inversión para fomentar el empleo en España y en toda Europa siempre ha sido una prioridad del Plan de Inversiones. Por su parte, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, ha señalado: "Este acuerdo pone de nuevo en valor el trabajo conjunto de ambas instituciones y potencia el papel del ICO como catalizador de fondos de la UE con el objetivo de promover el crecimiento de las empresas en España, contribuyendo a la generación y estructuración de fuentes de financiación variadas".

El Plan de Inversiones para Europa, conocido como el «Plan Juncker», es una de las prioridades absolutas de la Comisión Europea. Se centra en impulsar las inversiones para crear empleo y crecimiento mediante un uso más inteligente de recursos financieros, eliminando obstáculos a la inversión y proporcionando visibilidad y asistencia técnica a proyectos de inversión. El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) es el principal pilar del «Plan Juncker» y proporciona garantías a primeras pérdidas, lo cual hace posible que el BEI pueda invertir en más proyectos que a menudo llevan aparejado un riesgo mayor. Se prevé que los proyectos y acuerdos aprobados para su financiación al amparo del FEIE movilicen más de 371.000 millones de EUR en inversiones y apoyen a cerca de 856.000 pymes de los 28 Estados miembros.