¿Sabes qué es un farero y qué hace? Todavía existe esta profesión - pero casi nadie la conoce. Guiadeltrabajo.com entrevistó a Celeste García de la Banda Rodríguez cuyo padre ha sido farero en un paraíso - Formentera.

Los fareros son los "jefes de los faros" y normalmente son funcionarios. Existen todavía muchos faros en España, pero esta profesión ya casi no existe porque la tecnología, IA, avisa a los barcos en la costa cercana. De momento, les han cambiado el nombre. Ya no se llaman fareros, ahora son "técnicos de sistemas de ayuda a la navegación". Y aunque parece que nadie imagina la costa sin faros, puede que sí sin fareros, debido a la llegada de las nuevas tecnologías que sustituyen las linternas de los faros.

Celeste nos cuenta como era la vida entonces, cuando todavía eran los humanos los que hacían este trabajo.



    • ¿Cómo es el día al dia?

Nuestra vida era sencilla y tranquila, en una isla muy pequeña, Formentera. Parecida a la de un portero actual, pero sin recibir personas. Se encargaba del mantenimiento y de temas varios e incidencias.

    • ¿Cómo has vivido esta época viviendo en un faro?

He vivido allí desde los 4 hasta los 10 años y ha sido una gran experiencia, piensa que Formentera es una isla maravillosa y hace muchos años lo era todavía más. Ser farero, en una isla tan pequeña, era algo muy importante. Vivíamos como en un pequeño pueblo, íbamos al cole, todos nos conocíamos, con inviernos muy tranquilos y los veranos con mucha gente.

    • ¿Cómo te ha influido?

En realidad me ha influido como persona, como a todo el mundo, la infancia y las experiencias que vives te marcan y te hacen la "adulta" que eres ahora.

    • ¿Tiene un impacto saber gestionar la soledad?

Totalmente, fue uno de los motivos por los que nos volvimos, mi padre se cansó./blockquote>

  • ¿Admirabas a tu padre?

Le admiro por ser una gran persona y por sus principios inamovibles, a veces muy elevados. No le admiraba especialmente por ser farero, ya que no era consciente de que era una profesión especial.



  • ¿Tienes melancolía pensando en este tiempo?

Melancolía no, pero sí que me hubiera gustado que mi padre hubiera comprado un terreno en Formentera para tener una casa. Voy cada verano y cada vez es más caro.