El problema en Cataluña es un problema de comunicación. El nacionalismo es siempre un acto de propaganda como pasó tantas veces en la historia humana. Seduce al pueblo con mensajes fáciles. Hay gente que usa la propaganda para fines buenos que unen, como Nelson Mandela que ha creado una nueva patria, y otros lo hacen para separar y enfrentar. Un grupo de profesionales de la comunicación ha comenzado una campaña fake con el objetivo de hacer reflexionar sobre las fake news de la propaganda de los independentistas catalanes. En su comunicado, denuncian una estrategia “perversa” de asociación de valores positivos, que claramente busca disfrazar con los atributos de la Democracia y la Libertad, de cara a la opinión pública internacional, un objetivo predeterminado y totalitarista que pretende acabar con el Estado de Derecho.


Video Fake news "the catalan republic"

Marketing que cuesta mucho y destroza todavía más

Imitando las mismas técnicas de marketing que los independentistas catalanes, los impulsores de la campaña pretenden hacer evidentes las estrategias que el independentismo catalán ha utilizado como herramienta de manipulación masiva en un contexto de postverdad, que contrapone la creación de un hipotético futuro dorado para Cataluña a un ficticio enemigo opresor, España, que imposibilita la consecución del ideal imaginario.




Esta campaña fake utiliza la misma identidad corporativa que el nuevo partido de Puigdemont, Crida Nacional, y se apoya en personajes e hitos históricos (lucha por los derechos civiles de Martin Luther King o movimento anti-Apartheid de Nelson Mandela) que el independentismo utiliza en Cataluña para ejemplificar su causa, poniendo el foco en las asociaciones de conceptos que utilizan sistemáticamente los líderes independentistas catalanes.

La campaña arranca con un vídeo en el que se escenifican la compra de voluntades por parte de un independentismo institucionalizado, la victimización internacional exagerando cualquier discrepancia y el silenciamiento mediático de la mitad de los catalanes que son contrarios a la propuesta de separación unilateral.
Infografía: Los españoles, los menos chovinistas de Europa | Statista Más infografías en Statista

Cuando la mentira crea la verdad

En su comunicado, este grupo de profesionales afirma que: “debemos tener claro que muchos de los catalanes que hoy apoyan el independentismo no están intentando separarse de España, sino de las emociones negativas de la "idea" de España que esta maquinaria propagandística ha introducido en sus mentes, a diario, durante años”. En este sentido, afirman que esta idea negativa de España está “deliberadamente diseñada para generar sentimientos de frustración y represión a quienes se hacen eco de ella, hasta el punto de sentir la necesidad de liberarse de ella a toda costa”.




Restablecer la convivencia

Con esta campaña, pretenden hacer un llamamiento a artistas, estudios de diseño, agencias de comunicación, realizadores y productoras, catalanas y del resto de España, para que anónima o públicamente ayuden a restablecer la convivencia en Cataluña, creando mensajes que llamen a la búsqueda de espacios comunes y apuesten por la convivencia.