Rebecca Revuelta no es un caso especial. Esta chica de 21 años ha estudiado en Londres y Chicago y sabía que en España no iban a valorar su talento. Ha fichado por Samsung y ahí está - con un equipo, oficina y coche de empresa. El 55,2% de los futuros estudiantes universitarios que actualmente cursan 1º y 2º de Bachillerato ven su futuro profesional fuera de España. El 75% de ellos considera que las oportunidades laborales en el extranjero son mejores, una razón que apuntan, sobre todo, las chicas. Otra de las razones que impulsan a los jóvenes a que quieran desarrollar su carrera profesional fuera de España es un mejor salario (destacado por el 46% de los chicos frente al 27% de las chicas) y un mejor grado de conciliación laboral (20% de los encuestados).



España paga mal y las empresas no valoran el talento

Esta es una de las conclusiones que se extraen de la I Encuesta del Futuro Estudiante Universitario de la Universidad Pontificia Comillas, un estudio que pretende tener continuidad en el tiempo para detectar la visión de futuro de los estudiantes de Bachillerato respecto a la Universidad española. Según los datos obtenidos, no hay relación entre quienes quieren trabajar en el extranjero y los que quieren estudiar fuera de España.

De hecho, hay casos para todos los gustos: por un lado, un 25% quiere estudiar fuera de España y se ve ejerciendo su profesión en el extranjero, y un 8% desearía estudiar fuera pero se ve trabajando en España; por otro, un 35% desearía estudiar y trabajar en España y un 31% prefiere estudiar en España aunque se ve trabajando fuera. “Los resultados demuestran, por un lado, la percepción de la importancia que los estudiantes conceden a la internacionalización en el ámbito académico universitario con vistas a su desarrollo profesional; pero, por otro, el hecho de que mayoritariamente se decantan por cursar sus estudios, al menos en parte, en España.


Estudiar fuera está de moda

Por eso , la oferta académica que mejor responde a estos intereses consiste en “internacionalizar” la orientación de los títulos que se imparten, lo que se logra mediante la formación en competencias que preparen para la vida laboral en un contexto globalizado, con una formación excelente en idiomas y, por supuesto, también con estancias parciales en universidades extranjeras de prestigio a través de los programas de intercambio, acuerdos de doble titulación o prácticas internacionales”, asegura Antonio Obregón, Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de la Universidad Pontificia Comillas, el centro universitario con mayor movilidad internacional de sus alumnos en relación a su tamaño.

Respecto a los deseos de estudiar fuera de la región de origen, más de la mitad de los encuestados dicen que sí (59%), siendo el porcentaje ligeramente superior entre las chicas (62%) que entre los chicos (56%). Respecto a la valoración que de la universidad española tienen los futuros estudiantes universitarios puede apreciarse que los aspectos que tienen mayor valoración media son los relativos a la innovación en las titulaciones (7,6), la innovación respecto a la metodología de enseñanza (7,4) y el acceso a las prácticas y el empleo (7,4). Sin embargo, los aspectos con menor valoración media son los relativos a la inversión en investigación y la disponibilidad de tecnología puntera en el aula, con una valoración de 7 en ambos casos.

Tech carreras molan más

En este aspecto relacionado con la tecnología, el 89% de los encuestados considera que las carreras tecnológicas tienen más futuro. De ellos, los chicos son los que mayoritariamente creen esto (91% frente al 85% de las chicas). Aun así, la encuesta revela que cuatro de cada cinco encuestados (79%) opinan que las carreras de Humanidades siguen siendo importantes en la actualidad. Por sexos, esta opinión prevalece entre las chicas (81%) más que entre los chicos (77%).


En este sentido, mientras un alto porcentaje de chicas quiere estudiar carreras relacionadas con roles tradicionalmente femeninos de cuidados y enseñanza (Enfermería, Psicología, Magisterio…), un alto porcentaje de chicos desean estudiar carreras tradicionalmente masculinas (ingenierías, INEF...). De hecho, el porcentaje de chicos que quiere estudiar ingenierías (24,4%) es más del doble que el de chicas (10,3%). Por lo tanto, parece que los estereotipos de género respecto a los estudios siguen bastante en vigor.