entrevista de trabajo, evitatar estrés¿Te acuerdas de tu última entrevista de trabajo? Si no tienes nervios de acero o que en cualquier situación de por sí está sereno entonces seguro que estabas igual que la mayoría de los demás también: Estuvo super estresado y nervioso. ¿La prueba oral del bachiller o el examen práctico de la licencia de conducir? Parecen detalles al lado de la entrevista de trabajo. Muchas veces es tan grave que los nervios ya empiezan días antes del evento mismo...

Durante horas uno se pone loco, memoriza frases con las cuales se quiere ganar el título y en las noches no se puede dormir por tanta ansiedad. ¿Es esto el mejor camino para prepararse para una entrevista de trabajo? Le aseguro que no, porque el estrés enorme lo presiona aún más. Pero también hay una alternativa – una entrevista de trabajo sin estrés. Sí, esto es posible de verdad.

La preparación correcta es el alpha & omega

Tu solicitud de trabajo le gustó tanto a la empresa ideal que inmediatamente lo/la invitaron para una entrevista personal. Desde ya: ¡Felicitaciones! Ya logró con éxitos la primera etapa en dirección hacia su nuevo puesto de trabajo.

Lamentablemente la alegría no dura mucho. Porque solamente poco tiempo después ya viene el obstáculo más grande: la entrevista de trabajo. Lo que suena tan simple y simplemente forma parte del proceso de solicitar trabajo – cada vez le causa a los aspirantes ataques de sudor y miedo. Pero se puede cambiar entrenando.

Lo más importante es preparar la entrevista de trabajo. Tanto más que Ud. se enfrenta a temas antes de que suceda, tanto más relajado, más profesional y a la vez más exitoso puede acercarse a la entrevista.

La situación se puede comparar bien con un examen en el colegio o en el estudio. El que no estudió lo suficiente o nada trata de llegar a dominar su tensión y sus miedos ante el examen o simplemente no le interesa el resultado.

Así que mejor que use todo el tiempo que tenga hasta la entrevista de trabajo. Junte información, investigue en internet o tome contacto con anteriores empleados de la empresa. Todo de lo que se haya enterado antes ya no lo puede sorprender o descarriar.

Ningún estrés en la entrevista de trabajo: así funciona

Tu estrategia para tu solicitud de trabajo resultó perfectamente bien y después de mucho tiempo de esperar finalmente tiene la invitación para la entrevista en tu mano. Ahora solamente tienes que imponerte contra los otros aspirantes y agarrar el puesto para que termines en él. El problema: Estás pensando solamente en los aspectos que pueden fallar. Dentro de tu cabeza solamente pasan las imágenes de como te metes la pata una y otra vez y lo pifia totalmente.

Para decirlo en palabras breves: Tu eres el autor del estrés. Y ahí queda de lado muchas veces un punto importante: Ud. ya una vez convenció a la empresa. Su carpeta les encantó tanto para excluir a la mayoría de los demás solicitantes para este puesto. El próximo paso solamente consiste en confirmar y ampliar esta impresión positiva durante la entrevista.

Pero justamente aquí empiezan las primeras dudas. De repente desde adentro suyo aparece su parte pesimista y con los pensamientos negativos aparece la tensión. Nosotros nos fijamos en los factores del estrés y los miedos más importantes para los solicitantes de trabajo y les mostramos cómo los puede superar y cómo puede manejar la entrevista de trabajo sin estrés y con éxito.

El miedo de llegar tarde

En la entrevista de trabajo está mucho en juego y por eso no solamente la entrevista misma sino además el día entero está debajo de esa nube oscura del estrés. Y entonces el miedo ya empieza antes de que el empleador abre la puerta. Por supuesto Ud. debería evitar llegar impuntual a la cita. Pero tampoco es razón suficiente para tener un ataque de pánico.

Hay varias maneras fáciles como remediar el llegar tarde. Por ejemplo planee una hora más para el camino. Es seguro que de esta manera Ud. llegue puntualmente y el tiempo sobrante le queda para tomarse un café cerca del lugar de la entrevista. Otra posibilidad sería recorrer el camino una vez antes para tener mejor idea de cuánto demora.

El miedo ante la primera impresión

También la idea de la famosa primera impresión les causa a muchos solicitantes un estrés enorme. ¿Cómo seguiría la charla si ya en los primeros segundos sucede un lapsus? Aquí solamente hay dos reglas: Siga siendo amable y manténgase auténtico. No se llega a ninguna parte si actúa de manera artificial solamente para agradecerle al entrevistador. En la mayoría de veces los empleadores detectan ese plan de por sí.

Acuérdete que además la primera impresión no empieza en la oficina del gerente, si no ya hablando amablemente o no con la secretaria y cómo se comporta Ud. mientras que esté esperando. Todo eso influye en la primera impresión que los demás tengan de ti. Siempre cuando seas consciente de estos detalles no hay nada en contra de una buena primera impresión.

El miedo de presentarse a uno mismo

Este miedo seguro que cuasi pertenece a cualquier entrevista de trabajo. Y a pesar de que todos los que se presentan para un puesto de trabajo lo sepan – es el origen de muchas arrugas de preocupación: La presentación de uno mismo.

Después de un poco de conversación trivial es introducida con una frase como esta por ejemplo: “Cuente un poco sobre Ud. mismo.“ Para algunos candidatos esto significa estrés puro – así y todo hay que poner los propios éxitos de uno sobre la mesa. Pero expuesto adecuadamente en realidad esto lleva mucho potencial para tener éxito.

La buena noticia es: Aquí el que ensaya más se lleva el premio. Tanto más que prepares bien esta parte de la conversación – tanto más relajado, más libre y más convincente llegas a poder hablar. Busque éxitos de su vida profesional que quepan bien al estilo de la empresa o del puesto solicitado y practique hablar sobre ellos. Al principio le va a parecer raro pero vale la pena.

El miedo de cometer errores

Este miedo probablemente es el más grande de la mayoría de los aspirantes: Un solo error, una respuesta equivocada o un comentario sin pensar y ya las chances para conseguir un trabajo nuevo se reducen a un mínimo. A pesar de que esta preocupación en la mayoría de los casos no tiene fundamento.

La parte más grande de los candidatos automáticamente hace todo bien y evita meter la pata de esta manera. Para sacarles el estrés por completo les explicamos aún otra vez los puntos más importantes.

Como en el caso de la primera impresión – lo mismo vale aquí: sea Ud. mismo. Así se siente mejor y el interlocutor percibe la imagen correcta de Ud. Para todo lo demás es importante: absténgase de comentarios negativos acerca de sus jefes anteriores o los otros candidatos.

Lo único que recibirá es una mala impresión por parte de su futuro jefe. Al final de la entrevista deberías recordar preguntarle al encargado de personal - tu también algo. Esto demuestra que está bien preparado y además que se interese por la empresa.