Enamorarse en el trabajo: Manual para mantener las buenas formas.Los compañeros de trabajo pasan mucho tiempo juntos, lo que hace que a veces surja el amor. Las oficinas son mucho más que lugares donde se va a cumplir con el deber y a tener reuniones infinitas. En cada país hay casos de personas que se enamoran tras conocerse en su puesto de trabajo, y acaban siendo pareja toda la vida. En España también pasa esto, por ejemplo...

La pareja española Nuria Roca y Juan del Val (periodistas). Otro ejemplo son Angelina Jolie y Brad Pitt, que comenzaron su relación durante el rodaje de la película Mr. & Mrs Smith. De todas formas no podemos olvidar que esto no siempre está bien visto y que enamorarse de un compañero o compañera supone un desafío.

Enamorarse en el trabajo y amor en el trabajo: la oficina como lugar donde conocer gente.

Aproximadamente el 14 por ciento de los trabajadores mantienen una relación con un compañero, y el 35 por ciento se plantearía tenerla. Pero, ¿por qué surgen tantas parejas en el trabajo?

Al parecer, el trabajo presenta una ventaja: convives y ves a diario a la persona que te gusta– con sus cosas buenas y sus cosas malas, eso hace que sientas que la conoces y te enganches.

Pero, ¿quién se enamora en el trabajo? ¿Ocurre también entre otras personas que no sean el jefe y la secretaria? A continuación exponemos algunos datos que así lo demuestran

  • El 17 por ciento de las personas que han comenzado una relación con algún compañero de trabajo, han acabado su anterior relación por ello.
  • Las personas que ocupan cargos directivos y, en general, los hombres, están más dispuestos a comenzar una relación que las mujeres y los trabajadores.
  • El 85 por ciento de las relaciones en el trabajo comienzan entre amigos.
  • Las mujeres se enamoran más de sus jefes que los hombres.
  • Los menores de 30 suelen enamorarse con mayor frecuencia en el trabajo.
  • En los departamentos de producción y de ventas trabajan la mayoría de los que confiesan tener relaciones con compañeros de trabajo.

Enamorarse en el trabajo: Consejos para los enamorados

Una relación en el trabajo siempre implica un riesgo y posibles consecuencias negativas. Para que podáis entender qué cosas pueden hacerse y cuáles no, hemos elaborado un manual.

Pasar cada minuto libre con el otro.

Es recomendable no encerrarse en la otra persona y seguir manteniendo la independencia. Tenéis relación cercana y, aunque para vosotros sea maravilloso y os encontréis muy a gusto juntos, puede resultar molesto para el resto. Por ejemplo, no debéis comer siempre juntos, hacerlo también con los demás.

Hablar en presencia de otros compañeros sobre temas particulares hace que les excluyas de la conversación. Asegúrate de estar bien integrado en el equipo y no centrarte únicamente en tu pareja.

Discusiones en el trabajo

Las discusiones privadas no deben, ni mucho menos, tener lugar en el trabajo. Es inevitable que surjan diferencias pero no deben resolverse en público.

Desatender el trabajo

Cada uno hace su trabajo. Incluso aunque trabajéis en el mismo departamento, esto debe estar claramente diferenciado. No puedes trabajar en conjunto y atribuirte los méritos de ambos, lo que acarreara el enfado de vuestros compañeros y del jefe.

Mostrarse afectuoso en el trabajo

Como os tratéis en casa es un asunto privado. En el trabajo deberéis controlar las muestras de cariño. Es algo que puede resultar molesto para los compañeros y para los jefes.

Contar detalles de la relación

Enamorarse en el trabajo: Consejos para los enamorados.En el trabajo se comparten muchas cosas, también con los compañeros, pero hay que tener cuidado con lo que se cuenta, y más cuando mantienes una relación con alguien. No deberías dar mucha información privada, por precaución de dónde puede acabar esa información.

Decir a todo que si, o alabarlo siempre.

Sí, es tu pareja. Y sí, quieres que esté bien y feliz. Pero en el trabajo esto es delicado. Por supuesto debes apoyar a tu pareja, así como a otros compañeros. Pero no debes confundir esto con alabar todo lo que hace. Todos cometemos errores, incluso la persona a la que amas.

La pareja como apoyo

En el caso de que tuvieras algún conflicto con un compañero, no busques el respaldo de tu pareja de inmediato. Deberías tratar de resolverlo solo, para no implicar a más gente e impedir que el conflicto se haga más grande involucrando a personas ajenas al mismo.

Envidiar el éxito

Muchas veces en el trabajo se compite, se trata de lograr unos objetivos y obener un reconocimiento por ello. Si te sientes perturbado por la envidia porque tu pareja llega más lejos, debes tratar de hablarlo de inmediato, porque sino vuestra relación se verá afectada por el „éxito profesional“.

Hacerlo público

Cuando es demasiado reciente, muchas veces preferimos guardar el secreto. Es tan grande el miedo a que los compañeros se inmiscuyan, o a que el jefe no lo apruebe, que cuesta contarlo. Pero si es algo serio, debéis hacerlo, de esta manera evitaréis rumores y podréis sentiros más libres a la hora de vivir vuestra relación.

Respetar espacios

Es bueno hacer pausas sin tu pareja, o tomar una cerveza después del trabajo por separado. No debéis olvidar que sois personas separadas, y que, a pesar de ser pareja, podéis hacer cosas de manera individual.

Buscar los momentos adecuados para hablar

A pesar de tener que camuflar los posibles conflictos que surjan en el puesto de trabajo, estos no deben quedarse sin hablar, y se debe buscar un espacio para ello.

Demostrar lo contrario

No hagáis caso de los compañeros que critiquen vuestra relación. Pesimistas que solo son capaces de ver lo malo hay por todas partes. Demostradles que es posible tener una relación en el trabajo y que salga bien.