Isabel López Ferrer ha sido elegida Empresaria del año por el grado de internacionalización de su empresa y la inversión tecnológica que dedica a ella. Nos dice cómo hay que ser para tener éxito profesional como mujer.

  • Recientemente ha sido galardonada con el Premio de ASEME “Empresaria del año”. ¿Qué ha supuesto esto para usted?
  • Han sido muchos años de dedicación y esfuerzo orientados a buscar la conciliación, y en paralelo a posicionar a la mujer con el valor que le corresponde: como madre, en la sociedad y como un referente en lo profesional. Conseguir la igualdad en el ámbito empresarial es una tarea gigante, y más si se trata del sector de la ingeniería industrial donde, de mi promoción universitaria, fui yo la única mujer licenciada.

  • ¿Qué empresa tiene?
  • Un ingeniería internacionalizada y muy tecnológica.

  • ¿Cómo ha salido la idea de ser empresaria?
  • De mi socio.

  • ¿Quién le ha ayudado en su día a día?
  • Mi marido, mi socio y mis amigos.

  • ¿Era difícil por ser mujer o es un tópico?
  • Es difícil. Cuando empiezas estás en igualdad de condiciones, pero cuando tienes hijos la situación cambia mucho.

  • ¿Cómo ha sido la financiación?
  • En los primeros años de empresaria era un horror, nos pilló toda la crisis bancaria y no daban créditos, pero en cuanto empezamos a facturar teníamos crédito porque trabajábamos con las mejores empresas de este país que pagaban a 60 días y con total fiabilidad bancaria.

  • ¿Cómo encontró el personal?
  • Lo encontramos a través de los portales de búsqueda de empleo y de empresas de Head Hunters que buscan personal y también de linkedin.



    ¿Qué cosas son las que deberían aún cambiar en España para mejorar la situación de los start ups y las Pymes?

    Debería mejorarse la financiación a estas empresas, ya que para una persona que empieza a emprender le es muy difícil hacerse cargo de esta cuestión. Es importante dar subvenciones a estas empresas al empezar porque tienen un coste de personal muy alto y unas condiciones muy duras para sus inicios. También fomentar que las grandes compañías colaboren con empresas españolas más pequeñas, lo que ahora se llama ser “compañías tractoras“ de las empresas españolas más pequeñas y no que vayan a comprar fuera de España.

    Y por otro lado, favorecer fiscalmente a estas startups y compañías tecnológicas, para que exista una motivación para crear esto en España y no en Portugal, donde que se paga un 15%, y no un 25 %.

  • ¿Por qué cree que hay tan poca mujer empresaria en España?
  • Necesitamos medidas de conciliación reales, horarios cortos como en Europa, ayudas a la mujer en los primeros años para que pueda reducir su jornada a la mañana y estar con sus hijos la otra media jornada. Se necesita, además, formación emprendedora y directiva orientada a la mujer y que comprenda como moverse en un mundo en donde las reglas se rigen por las características masculinas y no femeninas.

  • ¿Por qué hay tan poca empresa innovadora a nivel industrial (no servicios)?
  • Las inversiones industriales tiene un ciclo largo de inversión y rentabilidad y muy intensivas en capital y no existen muchos fondos especializados en este tipo de inversiones.

  • ¿Qué piensa de la formación académica y profesional en España?
  • La formación universitaria española no está ligada al mundo de la empresa y del trabajo, se necesita legislar esa unión entre ambas porque al ir por separado, al menos en mi sector, nos tenemos que dedicar entre 1 y 2 años a formar a los ingenieros que se supone que después de 4 años deberían venir formados. En cambio, dan asignaturas que nunca se utilizarán en ese área, solo por conservar especialidades, cátedras y puestos de trabajo.

  • 5 consejos para mujeres empresarias o que lo quieren ser

    1. Vas a trabajar más pero tú marcas tu propio ritmo de trabajo.
    2. La mujer aporta un punto de vista a los estilos de modelos de gestión.


    3. Es imprescindible tener algo de formación financiera o contar con alguien que la aporte.
    4. Es importante a corto plazo tener un equipo directivo y delegar, sino nunca se progresa haciéndolo una misma todo.
    5. Nunca financies nada con tu patrimonio ni con tus bienes. En la crisis muchas personas perdieron lo que tenían por hacer esto.