de Natalia Torres

Tras el fuerte descenso de la natalidad en España y teniendo en cuenta que la media es 1,3 hijos por mujer, no ayuda nada la inestabilidad laboral y económica, ya que se ha invertido la pirámide demográfica.



Permiso de paternidad

A pesar de que el permiso de paternidad cambió en España desde el 1 de enero de 2017, los trabajadores que se conviertan en padres este año 2018 podrán disfrutar de cuatro semanas de permiso por paternidad.

Antes, los padres tenían 15 días de descanso (13 días más dos por el Estatuto de los Trabajadores) y obligaba a que las madres hicieran un parón profesional. En Bruselas, la tendencia legislativa va más allá, al haberse propuesto una baja de paternidad de cuatro meses.



Lo que hay que hacer

  • Ampara la Directiva 92/85/CEE del Consejo
  • sobre las medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada que haya dado a luz o en periodo de lactancia.

  • GARANTIZA cumplir el programa de protección de la maternidad en la empresa que tiene triple obligación
  • :

    1. ADAPTARLE LAS CONDICIONES DE TRABAJO
    2. CAMBIO DE PUESTO
    3. Si no es posible ninguna de las 2 alternativas anteriores, “la trabajadora afectada estará dispensada del trabajo”

Situaciones especiales para embrazadas

Hay una serie de circunstancias laborales, trabajos nocturnos, trabajos con riesgo de sobrecargas eléctricas, trabajos con amianto, radiaciones nucleares, manipulación de grandes peros..etc. que exigen una medida protectora y que puede prohibirles trabajar en esas condiciones.

El Artículo 26 de la Ley 31/1995 de 8 de Noviembre, de LPRL, protege tanto la salud de la mujer trabajadora, en cuanto que el hecho biológico del embarazo implica una mayor vulnerabilidad frente a accidentes o enfermedades en el trabajo, y por otro lado el nasciturus en su desarrollo intrauterino.

Hay un control para poder cobrar la prestación

La Seguridad Social ha dejado de descontar el IRPF de las prestaciones de maternidad en virtud de la sentencia del Tribunal Supremo, conocida el pasado viernes, que determinaba que las prestaciones públicas por maternidad de la Seguridad Social, están exentas de dicho impuesto. Esta medida beneficia también a las solicitudes de la prestación que se realicen telemáticamente a través del portal Tu Seguridad Social. A pesar de ello, para poder seguir cobrando la prestación es necesario que la Seguridad Social justifique la baja médica laboral y disfrute de su cuidado. No es el caso de las autónomas que no pueden faltar a su trabajo, por lo que algunas aseguradoras disponen de cláusulas en sus pólizas donde se acredita que un informe médico valorando su indisponibilidad es suficiente sin darse de baja para recibir indemnización por no poder acudir al trabajo.




Con motivo del día de la seguridad laboral, animo a hacer un control preventivo desde la evaluación de riesgos hasta un seguimiento de las condiciones de bienestar y posible conciliación para reconducir la satisfacción de la trabajadora, que sin duda se reflejará en su rendimiento profesional.