En estos días se ve la miseria del ser humano en muchos sitios. Quizás merecemos algo como el Covid-19 para darnos cuenta que poco grande somos. Luchamos los países para el material de protección como si estuviéramos en una guerra, sin darnos cuenta que en este caso el enemigo es común.

Según datos de idealo.es estos productos sanitarios de primera necesidad como mascarillas cuestan hoy un 400 % más que antes de la crisis sanitaria.

Y no solamente es miserable hacer negocio con la miseria de otros sino también este gusto que parece que tienen algunos jugar con las vidas. En estos días tan oscuros no solamente suben los casos de Covid-19 en todo el mundo, sino también la criminalidad.





Lo que pasa con las mascarillas es un crimen

Por ejemplo, una mascarilla médica de la marca 3M ha pasado de costar 11,28 € durante el 2019 a alcanzar 89,95 €, lo que equivale a un incremento del 697,43 % de su precio habitual. Así pues, un pack de 10 mascarillas respiratorias 3M FFP3 cuyo coste durante 2019 se ha mantenido a 59,99 € ha alcanzado hoy los 449 €. Sin embargo, para los más avispados aún quedan algunas ofertas que no han sido ‘infectadas’ por el miedo y siguen manteniendo su precio: la mascarilla Moldex cuesta aún 44,62 € y viene en un paquete de 3 unidades.

Los geles desinfectantes contienen más o menos la subida

A pesar de que son muchos los especialistas que mantienen que estos productos son más útiles contra un contagio, los geles antisépticos se han mantenido estables en precio. Estos geles han subido ligeramente pero no ha habido subidas de precio desorbitadas entre los productos disponibles. La loción desinfectante de manos Bode de 1000 ml. que antes de la crisis vírica costaba 18,30 € se puede adquirir ahora por 24,23 €, una subida del 32,4 %, más moderada que las mascarillas, pero igualmente reseñable.