Educación EspañaEl sistema educativo es un subsistema del sistema sociopolítico, como revela Sanvicens (1984). La educación es, por esto, una realidad compleja en la que influye la sinergia de tres principales agentes formativos formales: la familia, la escuela y las administraciones públicas a través de la normativa que emanan. A esto es preciso añadir nuevos agentes formativos, transmisores de saber, capaces de crear actitudes y valores, como son los medios de comunicación social y las nuevas tecnologías. Esto demuestra que el interés puesto en la educación no es exclusivo de los pedagogos, sino que es un tema de debate e interés público, de reflexión antropológica y cultural, de imposición y control, de cambio y emancipación.

Educación es más que inversión material

La educación es una inversión social (Sarramona, 2000). Es uno de los factores más influyentes del bienestar colectivo. Para la sociedad, la educación es el medio de transmitir y renovar la cultura, los conocimientos y los valores que la sostienen. Según la vigente Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), con ella se fomenta la convivencia democrática, el respeto y la cohesión social desde el ejercicio de la ciudadanía democrática, responsable y libre.

A la educación se adscribe la función de transmitir conocimiento para que el ciudadano, en una determinada comunidad, sepa cuáles son los valores que rigen el sistema en que vive. Bajo esta perspectiva, una persona educada no sólo conoce las normas de conducta y el saber portarse, sino que es capaz de asumir su rol activo en la realidad social, política y económica que le rodea, siendo coherente con sus acciones.

Según Freire, el analfabeto, el no educado, es concebido como un hombre vacío, marginal y oprimido. En este sentido afirma que:

  1. El proceso de alfabetización, en tanto que acción cultural para la libertad, es un acto de conocimiento en el cual el educando asume el rol de sujeto que dialoga con el educador.
  2. La desmitificación de la realidad es una empresa que necesita coraje, un proceso a través del cual los hombres que previamente se hallaban sumergidos en la realidad, comienzan a emerger para reinsertarse en la misma con conciencia crítica.
  3. La educación es un instrumento de liberación personal y social; es el proceso mediante el cual las personas participan de forma crítica en un acto transformador.

Esto implica la creación y la superación de lo existente para lograr una sociedad mejor. Fernández Enguita (1999) habla de cambio posible y futuro deseable a la hora de introducir el rasgo propio de la educación dirigido a la atención de las necesidades sociales, vehículo de las expectativas sociales. Al mismo tiempo se hace referencia a la educación orientada hacia el futuro, expresión de las aspiraciones de las personas a una vida mejor. Educación es evolución.

Solamente educación puede provocar un cambio

La educación es un factor de cambio; es un ente social en el que vamos formando la generación venidera y estamos moldeando el futuro. En palabras de Dewey (1977), «la educación es una socialización de la joven generación». Tener los recursos necesarios para ponerse en contacto con una sociedad determinada es clave de éxito.

Profesores-España-karrierebibel.es
En síntesis, educar se adscribe a una praxis que tiene como finalidad la formación del ciudadano a través de la transmisión del conocimiento apelando a su espíritu crítico. Esta afirmación se puede contrastar en la ya citada LOE: en su preámbulo se establece que la educación es el medio para construir la personalidad de los jóvenes de nuestra sociedad, desarrollar sus capacidades, conformar su propia identidad personal y configurar su comprensión de la realidad, de acuerdo con su etapa de desarrollo.

En este sentido, en el artículo 2 del primer capítulo, la LOE determina una relación de fines del sistema educativo español que pueden resumirse en la consecución del desarrollo pleno de la personalidad y las capacidades de los alumnos; confiar en sus aptitudes y conocimientos, o desarrollar la creatividad, la iniciativa personal, el espíritu emprendedor y su capacidad para regular el aprendizaje propio.

de Silvia Mingarelli