La Transformación Digital está cambiando la forma en que operan las organizaciones, transformando los procesos de trabajo que llevan a cabo los empleados en toda Europa. Se están creando profesiones totalmente nuevas. Estos cambios fundamentales están haciendo que surjan grandes retos en la gestión de Recursos Humanos, ya que los empleados solicitan entornos de trabajo y de colaboración flexibles, con acceso a tecnologías de consumo, al mismo tiempo que los procesos tradicionales de Recursos Humanos se están convirtiendo en digitales y de autoservicio.

Los bancos españoles están preparados para dar un salto

El Presidente del BBVA Francisco González decía hace muy poco en una conferencia internacional que en un futuro vamos a ver profesiones que nunca podemos imaginar hoy. España ha hecho un esfuerzo muy grande en este aspecto, especialmente en el sector bancario y en la administración pública. Hay una relación directa entre la creación de trabajo y el grado de digitalización de un país.

Los países más digitilizados y con un uso de robots como Japan o Singapur tienen un ratio de paro muy bajo. International Data Corporation IDC ha observado una serie de acontecimientos y tendencias clave con respecto a la flexibilidad laboral, el liderazgo, la gestión del rendimiento y el papel del departamento de Recursos Humanos en Europa. El trabajo flexible tiene un impacto directo sobre el compromiso de los empleados. En particular, aquellos aspectos relacionados con la tecnología que facilita la flexibilidad laboral (tecnologías móviles, flexibilidad de los sistemas de la empresa, formación técnica), así como la libertad de poder trabajar a distancia, tienen un impacto muy significativo en el sentimiento de orgullo y la disposición de los empleados para recomendar su organización a terceros.

El trabajo va a ser cada vez más flexible y sin horarios

Europa ha avanzado en las prácticas de trabajo flexible, pero existen importantes diferencias regionales. Por ejemplo, se aprecia una división Norte / Sur con respecto a la aceptación del trabajo desde casa, donde los países nórdicos superan al centro y sur de Europa. Esto se debe a las diferencias en la cultura empresarial y las prácticas de gestión, así como en la madurez de la tecnología.

Este chico es un nomado digital:

Comprueba . Nivel de estrés. Preguntas y respuestas. Tiempo y burn outLa adopción de estrategias de colaboración tiene un impacto significativo en el rendimiento financiero. Los ingresos serán más inestables. Entre las nuevas áreas fundamentales para Recursos Humanos está el análisis del rendimiento de los empleados, la planificación de compensaciones según estas conclusiones y el modelado de las aptitudes de los empleados. Analizando con más detalle los resultados en España, es importante destacar que la proporción de encuestados de IDC que está orgullosa de su lugar de trabajo y dispuesta a recomendarlo es del 81%.

España tiene deficiencias en la flexibilidad laboral

Una proporción relativamente alta de los encuestados en España indicaron que tienen sistemas de TI habilitados para dispositivos táctiles (69%), mesas de trabajo flexible (63%), iniciativas de Bring-Your-Own-Device (63%), espacios de trabajo abiertos (83%) y posibilidad de recibir formación para el manejo de herramientas de TI (87%). Sin embargo, las puntuaciones de las organizaciones de España son algo más bajas en varios parámetros fundamentales para la flexibilidad laboral, en comparación con Europa. Estos aspectos son la aceptación del trabajo desde el hogar (68%), la aceptación de la movilidad de los empleados internos (86%) y el soporte de TI en remoto (76%).

Solo 25 horas trabajando son buenas para la mente.Los resultados muestran que, mientras que las organizaciones españolas han adoptado rápidamente las nuevas tendencias tecnológicas, tales como dispositivos táctiles o Bring-Your-Own-Device, se necesita un esfuerzo mayor para superar las barreras organizativas y de liderazgo, y avanzar hacia la flexibilidad laboral, sobre todo en lo que respecta a la aceptación de la movilidad interna de los empleados y del trabajo en remoto. También se observó que los responsables de las líneas de negocio de las organizaciones españolas son más críticos con respecto a las prácticas actuales de valoración de los empleados, en comparación con otros países europeos.

Hay que centrarse en la inversión y evolución de los aspectos “menos maduros” de la flexibilidad laboral. La encuesta mostró un impacto particularmente alto en la satisfacción de los empleados de los aspectos “menos maduros” de la flexibilidad laboral en España, tales como la aceptación de la movilidad interna y el trabajo desde casa. Estas son las áreas en las que las organizaciones españolas necesitarían evolucionar, introduciendo una mayor confianza y libertad en las relaciones entre responsables de área y empleados.