La desesperación: Cómo encontrar una soluciónNo hay a donde ir, los pensamientos son únicamente negativos y donde quiera que este, pareces estar sólo y rodeado por preocupaciones y problemas. La desesperación puede determinar toda la vida y garantizar un estado de shock en el que simplemente no sabes qué hacer. De vez en cuando, cualquiera puede sentir un poco de desesperación, las crisis y los tiempos difíciles son un hecho de la vida y deben ser superados...

Cómo encontrar una solución

En una profunda desesperación, esto mismo es lo que parece francamente imposible. Mostraremos lo que en realidad significa la desesperación, la forma en la que esto puede ocurrir y lo que se puede hacer para encontrar una salida a su desesperación, y para encontrar una luz esperanzadora en un lugar donde solo existe lo negativo

¿Qué es la desesperación?

 
Seguramente alguna vez has pensado: Estoy tan desesperada, sencillamente no sé lo qué hacer ... El concepto de la desesperación se utiliza con mucha frecuencia, en la mayoría de los casos, sin embargo, esta es una enorme exageración. La verdadera desesperación va mucho más allá de sencillas preocupaciones y problemas que flotan en la mente.
 
Más bien, la desesperación se refiere a un estado de desesperanza absoluta. Esto se une luego con el miedo hacia futuro y otros acontecimientos. Asi lo aclaro, por ejemplo, el filósofo francés René Descartes de manera muy apropiada y correcta, cuando dijo: Desesperación: miedo sin esperanza.
 
En tales situaciones desesperanza los afectados se aferran a cualquier cosa, cada pequeña oportunidad que promete un pequeño rayo de esperanza para encontrar la solución, en la que, por mucho tiempo, ya no se cree.

Esto puede llegar a tal nivel que se implementan ideas completamente absurdas, las cuales están condenadas al fracaso cuando vistas de lejos.
Para los desesperados son, sin embargo, este es su último intento de recomponerse y de desviar el destino hacia otro camino.

Por esto mismo siempre hay historias que tratan sobre el valor de los que la sufren.
 
Antes eran los gobernantes y los guerreros los que marchaban a la batalla contra su opresor, a pesar de no poseer ninguna esperanza de vencer. Hoy en día lo son las personas, que ponen su vida entera boca arriba, dejando todo atrás para empezar de nuevo, cuando no hay esperanza alguna.
 
 

La desesperación se presenta en diferentes formas

 
La desesperación puede surgir de un día a otro si un evento específico quiebra la propia vida. Un accidente con consecuencias a largo plazo, una enfermedad, una muerte u otros eventos dramáticos pueden causar gran angustia.

Tales factores desencadenantes no sólo pueden cambiar la vida entera de una sola vez, sino que también tienen un gran impacto en la psique de una persona.
 
Anteriormente optimista y alegre, este ajuste se pone ahora a prueba. La desesperación puede seguir acumulandose en otra parte y creciendo lentamente. Al principio es un simple desasosiego, pero con el tiempo solo va a peor.

Las preocupaciones crecen, la situación permanece siendo tan mala como siempre y por experiencia se descubre  que nada es mejor, un estado de perpetuo desazón.
 
La profunda desesperación sentida aparece por lo general de la actitud negativa. Las crisis no se pueden ignorar, contratiempos y situaciones difíciles surgirán en el futuro. Si esto da lugar a la desesperación, depende del punto de vista de cada uno.

La falta de esperanza siempre refleja la duda y la falta de fe en sí mismos y puede ser por una falta de confianza.

traducido por Alvaro Bernat Müller