por Natalia Torres

Nos enfrentamos a una secuencia de crisis económica temporal (horizonte incierto en algunos sectores), casi homogénea y con un decalaje muy corto de tiempo, debido a que los países, unos tras otros, han caído como Alicia y su gato en el pozo del conejo blanco.

Por lo tanto, para poder salir del agujero, como siempre, lo primero que hay que hacer es dejar de escarbar y empezar a andamiar la recuperación entre todos, es decir, para trabajar la recuperación económica del país.



La importancia de un acuerdo social

Por tanto habrá posibilidades de que se pongan de acuerdo los agentes sociales en estos acuerdos, a la hora de prolongar el decreto que prorroga hasta el 30 de Junio la extensión de los ERTE, o quizás más tiempo para sectores como Automoción, Hostelería y Turismo. Teniendo en cuenta la condición de la Cláusula que durante seis meses a las empresas que soliciten un ERTE, se les obliga a mantener el empleo, con la salvedad que las empresas que entren en concurso, se esperan más de 50.000 concursos, así que no podrán cumplir este compromiso, y esto fue la que más polémica causó, ya que genero discusión en el seno de la CEOE antes de la negociación de dicho acuerdo ante la patronal.

Actualmente en esta tesitura, nuestro tejido empresarial básicamente de servicios, va a desencadenar Eres y despedidos colectivos, puesto que el empresario no podrá mantener ni crear empleo, con las líneas de préstamos del ICO, va a ser muy insuficientes la financiación puesto que el periodo de carencia no podrá saldar deuda en el tiempo previsible de un par de años.

“Hará que pensar en reestructuraciones permanentes, sobre todo en los negocios más castigados del sector servicios”. De hecho, la Seguridad Social ha perdido más de 90.000 empresas ya y de inmediato se cerrarán 240.000 pymes y 300.000 autónomos dejarán de cotizar. En este sentido el paro se estima vaya a llegar al 20%, y los más perjudicados son los empleos temporales y los fijos discontinuos.

Los autonomos son los más castigados

Para que los autónomos tengan prestación extraordinaria por cese de actividad, se deben dar dos circunstancias, para poder cobrar la prestación, en primer lugar económica tal que Covid ´19, y que hayan cotizado al menos 12 meses anteriores. En caso de ser beneficiario para cobrarlo, va a depender de la mutua que tramite su situación, o en el mejor de los casos haya hecho un seguro de desempleo. De hecho este colectivo ATA se ha integrado con CEIM en Febrero 2020, para poder defender sus derechos.
En España sigue existiendo el problema del trabajo temporal que se viene acusando, aumentando exponencialmente desde la Crisis de 2008.




Aún así se van aplicando medidas flexibles poco a poco, con lo que no se pueda despedir en el periodo de prueba, en caso de accidente laboral causando baja medica , ya que se adaptan a las políticas de protección social a cualquier trabajador independientemente del tipo de contratación, puesto que de momento los Robots no van a poder cotizar por nosotros.

¿Qué esperanza de futuro hay?

Nuestro modelo productivo está cada vez más centrado en servicios, que deberían ser de alto valor añadido. Así no tendremos problema con la subida del Salario Mínimo. Incluso proporcionando trabajos de I+D.

En conclusión, atrapados en un túnel de desesperanza para los jóvenes que quieren acceder a su primer empleo, o bien personas que quieren cambiar de empleo con la incertidumbre que hay.

Además, con la globalización nos llegan propuestas de empresas que ven aumentar el número de expatriados, porque Alemania sí tiene estrategias de empleo para estas personas, teniendo en cuenta que en esta desaceleración los países del Norte de Europa impulsan una economía sostenible.