de Jan Goller

"Paz a través de la ley" - éste es el lema del World Law Congress que tendrá lugar el 19 y 20 de febrero en el Teatro Real de Madrid, convertirá la ciudad en la capital mundial del derecho. El destino es la defensa de derecho como garante de la libertad, en un momento en el que las democracias enfrentan serios desafíos.






Lo más importante para Manuel Aragón que forma parte del Comité de Organización es la reunión de "todos los juristas más relevantes que pasarán revista a los grandes problemas del estado de derecho universal".

El Rey Felipe VI recibe un premio destacado

En el marco de este congreso bienal tendrá lugar la entrega del premio de la WJA, World Peace and Liberty Award, un reconocimiento a las instituciones españolas coincidiendo con la conmemoración de los 40 años de la Constitución Española. Este galardón será recogido por su Majestad el Rey Felipe VI por su inquebrantable compromiso con el estado de derecho.




En sus más de 55 años de historia, la WJA sólo ha premiado a tres notorias personalidades internacionales: Sir Winston Churchill y René Cassin, reconocido por su labor en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Además, Nelson Mandela fue premiado por su incansable lucha por los derechos humanos en Suráfrica, siendo estos últimos honrados posteriormente con el Premio Nobel. A esta lista de ilustres se suma en febrero el Rey Felipe VI.

Un mundo gobernado por la ley, no por la fuerza

Este lema recoge la misión de la World Jurist Association (WJA) desde sus inicios, en el año 1963. Las voces de jueces, abogados, profesores de derecho y otros profesionales clamaban por la organización de un foro abierto y libre. Este foro les permitía trabajar para fortalecer y divulgar el Estado de Derecho a lo largo del mundo. Aunque  WJA es una Organización No Gubernamental ha trabajado en estrecha colaboración con gobiernos y asociaciones internacionales para fomentar un diálogo cooperativo sobre la paz mundial.