Crowds, grupos son muy popular en España. Todo se hace en grupo. Es para distraerse y sentirse estable. Pero nada es estable en la vida, y cada vez más es la inestabilidad que reina la economía. Para escapar de la actual situación de volatilidad en los mercados económicos y en el sector laboral hay un nuevo secreto: crowdfinancing. Miles de plataformas ahora ofrecen todo tipo de préstamos financiación de este tipo:

  • Crowdlending:
  • Puedes prestar dinero a empresas o particulares a través de una plataforma de financiación participativa y obtener una rentabilidad cercana al 7%. Estas plataformas online examinan previamente los riesgos de la operación y su viabilidad, después la ofrecen a una gran cantidad de inversores para que cada uno de ellos aporte solo una parte del préstamo necesario. Después la plataforma se encarga de cobrar la devolución del préstamo más los intereses y de devolverlos a los inversores en función de su participación. Detrás de este negocio online hay grandes empresas con mucha gente especializada en finanzas, comunicación, online-marketing y programación.

    >Crowdlending garantizado:

    Son préstamos a empresas que han obtenido previamente el aval de una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). Mediante este aval, la SGR se compromete a abonar a los inversores de dicho préstamo el dinero de su inversión en caso de impago por parte de la empresa. Al ser operaciones sin riesgo para el inversor la rentabilidad es entorno al 2%. No solamente se crean muchos trabajos alrededor de un crowdlending garantizado, sino es una manera de hacer crecer la economía ofreciendo una financiación alternativa a muchos proyectos que no llegan al crédito bancario.

  • Crowdequity:

  • Conviértete en socio de jóvenes empresas mediante una pequeña participación en la propiedad de las mismas. Si consideran que son proyectos de éxito las ofrecen a sus inversores para que participen en ellas como socios. La participación, normalmente por debajo del 10%, no permite el acceso a la gestión de las mismas y aunque puede ofrecer rentabilidades muy altas, suelen ser a medio-largo plazo y pueden ser muy arriesgadas. Este capital es capital de riesgo y tiene los mismos riesgos que fuera del "crowd". Pero sin este instrumento muchos start ups no verán la luz.

  • Crowdfunding Inmobiliario:
  • El crowdfunding también ha llegado al mundo promotor inmobiliario. Una colectividad de inversores puede adquirir inmuebles juntos a través de esta plataforma, reformarlos para su posterior alquiler o venta, o edificar vivienda nueva. Se trata del crowdfunding inmobiliario y permite a los participantes repartirse las ganancias tras las ventas de las viviendas, o la rentabilidad que genere el pago de los alquileres. Pero como en todos los otras formas aquí es necesario un buen consejo jurídico, para no acabar en en un desastre, porque como con las hipotecas los riesgos son grandes de perder el dinero por invertir mal. También existe el peligro que el inmueble luego no vale tanto en el mercado como se ha estimado.

En España los crowds están en auge y compiten con los bancos y inversores tradicionales

En España hay cerca de 70 plataformas de crowdfunding, incluyendo a las plataformas de donación o recompensa, y escapando de la crisis financiera mundial, en los últimos años su volumen de negocio han crecido en cifras cercanas al 100% anual.