España sigue siendo un país donde es difícil trabajar media jornada o desde casa, aunque hay una buena noticia: el porcentaje de empresas que, ante un aumento de la demanda, recurrirá a un incremento de la contratación indefinida se ha multiplicado prácticamente por dos desde el inicio de la recuperación, pasando del 19,3% en 2013 al 37,9% en 2016.

Valencia es la ciudad que más empleo indefinido crea

La cuarta Encuesta Anual Laboral (EAL) indica que ante una reducción de la demanda, el 72,6% de las empresas se decanta por reducir costes no laborales, el 55,1% por reducir costes laborales, el 38,8% por bajar los precios y el 25,4% lo que reduce es la producción. Un 16,4% de las empresas prevé aumentar la plantilla, 5,5 puntos básicos más respecto a la Encuesta de 2015. Por comunidades autónomas, seis superan esa media de previsión de aumento de la plantilla: Comunidad Valenciana (19,9%), Navarra (19,7%), Baleares (18,7), Madrid (17,8%), Castilla y León (17,6%) y Andalucía (17,4%).

Se buscan técnicos y expertos en manufactura

De las empresas que incrementarán la plantilla, el mayor porcentaje, un 36,2%, prevé aumentar el personal técnico y profesional de apoyo y un 33,8% el de trabajadores cualificados en industria manufacturera, construcción y operadores. El 65,8% de las empresas cubriría los puestos de trabajo con contrato indefinido para el grupo de directivos, técnicos y profesionales con titulaciones superiores, así como técnicos y profesionales de apoyo, quedando el recurso del contrato temporal en el 77% para el resto de ocupaciones de personal no cualificado.

Medidas de flexibilidad para la contratación

El 27,2% de las empresas aplicaron algún tipo de medida de flexibilidad interna. Estas empresas emplean al 41,4% de los trabajadores. En todas las empresas (salvo las de 5 a 9 trabajadores) el porcentaje de aplicación de flexibilidad está por encima de esa media general, alcanzando el 54,3% en los más de 500 trabajadores.

Los tipos de medidas de flexibilidad interna se dirigieron en un 15,7% del total de empresas a cambios de tipo de jornada en el contrato, destacando el avance de cuatro puntos de las conversiones de contratos a tiempo parcial en tiempo completo. Un 12,3% de las medidas afectaron a la jornada laboral y un 3,1% al sistema de remuneración y cuantía salarial. Le siguen con un 2,6% la movilidad geográfica y la funcional con un 2,4%.

La formación es la base de un contrato indefinido

En la encuesta, el 81,6% de las empresas proporcionó algún tipo de formación a sus trabajadores, mientras que el 36,8% reconoció haber detectado necesidades formativas. En esta investigación sobre qué competencias consideran las empresas clave para su desarrollo futuro, el 90,4% están fijadas en el trabajo en equipo, seguidas de la atención al público o el trato al cliente con el 83,3%, frente a las profesionales de tecnologías de la información, el 32.5%, o de comunicación oral o escrita con el 38,5%.