Una noche larga con poco sueño, un dolor de cabeza o un entorno laboral desfavorable: hay muchas cosas que distraen la atención de la realidad. Esto es molesto cuando se trata de completar una tarea específica con rapidez o cuando la calidad juega un papel importante: quien se sienta en esta situación no querrá aportar nada. Aquellas personas con vigilancia reducida pueden encontrarse en situaciones delicadas e incluso peligrosas. Qué puedes hacer para aumentar tu atención ...

Definicion de la atención y concentración:

La atención se refiere a la percepción específica del medio ambiente, es decir, le prestamos atención a alguien o a algo, concentrándote por completo en esa persona o cosa. Es lo que entendemos en inglés como "mindful", pero en realidad es mucho más. A continuación ofrecemos una lista de atributos que definen a las personas que prestan atención:

  • delicadeza
  • tensión
  • esfuerzo
  • foco
  • consideración
  • fervor
  • interés

¿Qué es la vigilancia?

Un término técnico para una forma especial de atención es vigilancia; se refiere a la atención o al estado de alerta en el que la persona puede ejercitar una actividad con una frecuencia monótona de estimulación durante un período prolongado de tiempo. La concentración requiere estímulos externos, así como condiciones internas tales como el grado de motivación. Atención también significa poder filtrar impresiones diferentes y decidir qué cosa tiene prioridad realmente.

La frase proviene del psicólogo y filósofo estadounidense William James:

Todos saben lo que significa la atención. La conciencia capta, en forma clara y viviente, la posesión de un objeto o tren de pensamiento a partir de una serie de posibles simultáneamente. La característica esencial de la atención es que la conciencia está más o menos concentrada en un enfoque. Es alejarse de las cosas para poder tratar mejor con los demás.




Conciencia y percepción

La atención, por ejemplo, puede relacionarse con estados mentales internos; esto se denomina también atención plena. Del mismo modo puedes dirigir tu atención a algo que está fuera de tus pensamientos y sentimientos. Pero la atención no es infinita. Constantemente nos sorprendemos a nosotros mismos cuando nos alejamos de la realidad y nos trasladamos mentalmente a otro lugar completamente distinto. En concreto en las tareas de rutina es donde el aburrimiento nos supera rápidamente, la atención decrece, la fatiga se hace más fuerte; aquí es aún más importante aumentar la capacidad de atención.

¿Cómo se relacionan la atención, la percepción y la conciencia?

Al estar atento nos concentramos en una cosa, percibimos ciertas cosas. Por lo tanto, estas cosas, la situación o un evento específico nos conocen. La atención requiere percepción y esta a su vez requiere conciencia. El Mackworth Clock Test es una medida de vigilancia. Es una prueba cuyo objetivo es descubrir qué alteraciones están presentes, por ejemplo, debido a trastornos del sueño; la prueba se lleva a cabo en el laboratorio del sueño.

El psicólogo británico Norman Mackworth realizó en 1940 un experimento para medir la atención de los pilotos del Royal Air Force en la Segunda Guerra Mundial. El sujeto debía responder adecuadamente a los estímulos repentinos, se trataba de una prueba intencionalmente monótona y tediosa. En la prueba del reloj Mackworth, 24 círculos estaban dispuestos de forma similar a un reloj. Un punto negro saltaba de un círculo al siguiente, pero a veces se saltaba un círculo. La tarea de la persona consistía en reaccionar en ese momento y presionar un botón. Lo decisivo de esta prueba no era la percepción per se, sino la atención duradera durante un período de tiempo más largo.

Atencíon: ¡concentracíon por favor!

Atención y vigilancia son necesarias en muchos procesos. Imagínate que estás en el camino de regreso a casa tras un viaje de negocios, conduciendo por la noche en una autopista casi vacía. Si dejas de prestar atención durante un breve momento, por ejemplo te duermes durante unos segundos, puedes tener consecuencias fatales. En este caso, el peligro de no prestar atención es grande; además el cansancio tras una dura semana de trabajo hace que el viaje resulte monótono.




Profesiones con especial cuidado

Igualmente, es obvio que se necesita atención incondicional para ciertas ocupaciones. Cuando se transportan mercancías peligrosas, al trabajar con ciertas herramientas o en lugares como laboratorios químicos o plantas de energía nuclear; siempre se requiere un alto grado de concentración y responsabilidad. También el cirujano ha de tener mucha concentración, está en estado de máxima alerta y es consciente de que en ocasiones de él depende la vida o muerte del paciente.

Atención: procedimientos en el cerebro

De cualquier manera, nadie puede estar constantemente alerta. En el cerebro se producen las llamadas oscilaciones, en las que las neuronas muestran de forma sincrónica un impulso. Las oscilaciones son procesos en los que un estado se desvía periódicamente del estado de reposo. Ellos controlan nuestra atención y memoria. Como todos tienen experiencias e intereses completamente diferentes, la percepción es muy particular. Esto explica, por ejemplo, por qué en un partido de fútbol algunos reconocen una falta mientras que otros espectadores perciben detalles completamente diferentes.

Las oscilaciones en nuestro cerebro son inhibidas por oscilaciones opuestas, de modo que la excitación y la inhibición se alternan una y otra vez. En cierto sentido, esta es una medida preventiva incorporada de nuestro cuerpo: si no fuera por esta inhibición, tendríamos un problema con nuestra percepción y todas las impresiones nos llegarían simultáneamente.

En tal situación, uno no sabría a qué prestarle atención. Las oscilaciones inhibitorias aseguran que solo las neuronas más importantes puedan dispararse. Con el fin de proporcionar un rendimiento adecuado, el cerebro debe ser abastecido con substancias mensajeras. Estas son en parte producidas por el cuerpo y en parte generadas por el metabolismo de los alimentos. Particularmente importantes para el estado de alerta, la percepción y la atención son la acetilcolina y la norepinefrina.

Consejos sobre cómo aumentar tu atención

Hay varias formas de aumentar la atención. Una de las más importantes, que puede haberse aclarado en los ejemplos anteriores, es el sueño. Solo aquellos que están descansados tendrán la fuerza necesaria para dedicarse a las próximas tareas. Una dieta equilibrada es otro componente básico para aumentar la concentración, el llamado Brainfood te proporciona lo necesario para una buena memoria. El agua también se considera un elemento básico. Nuestro organismo contiene alrededor del 70 por ciento de agua. Para apoyar los procesos en el cerebro, se recomienda beber de 1,5 a 3 litros de agua al día.




Aún puedes hacerlo: Consejos para aumentar tu atención

  • Para escribir de manera diferente
  • ¿Qué tal si, por cambiar, usas la mano izquierda para escribir (si eres zurdo: la derecha)? Eso debería exigir una mayor atención en la mayoría de las personas.

  • Prepara la maleta
  • Uno de los juegos más antiguos de todos los tiempos: preparé la maleta y llevé conmigo ... es fácil jugar con varias personas. El primero se adelanta y coge la maleta y otro objeto, el siguiente la coge y agrega otro elemento y así sucesivamente.

  • Deletrear al revés
  • Cualquiera puede decir el alfabeto aunque al revés es un poco más difícil. Aplicar palabras complicadas hace que una rutina sea casi imposible. Palabras como "Capitán de vapor del Danubio" obtienen un brillo completamente nuevo…

  • Inventar historias
  • Dependiendo de cuán grande sea la ronda, cada uno elige uno o más términos, de modo que se combinan veinte términos. Lo mejor es tomar palabras que no estén relacionadas entre sí. Cada uno lo escribe en un trozo de papel y tiene dos minutos para memorizarlo. Luego, los papeles desaparecen de la mesa y todos deben recitar las palabras literalmente y manteniendo el orden original. Esto tiene éxito con un truco: en la fase de los dos minutos, cada persona inventa una historia relacionada con esas palabras. Este método lo usan los genios matemáticos para recordar combinaciones de números largos o números PIN.