Competitividad, EspañaCompetitividad en España: La competitividad es necesaria para cualquier país que quiera mantenerse en la línea de los llamados desarrollados: a más competencia, más preparación se necesita, más idiomas y más iniciativa. Y la iniciativa a su vez necesita de recursos, proyectos… en definitiva de dinero. Y sin dinero, un país no se considerará desarrollado. Es la rueda que no cesa de girar, una cosa depende en gran medida de la otra...

Españoles saben trabajar bien y disfrutar de la vida, en el Norte de Europa y en EEUU una competitividad a veces salvaje es la base de una economía muy competitiva

Como todos sabemos, la competitividad comienza preparándose a fondo antes de emprender ese larga y complicada labor de buscar un trabajo: idiomas, grados… y luego hacer un sincero autoanálisis de nuestras virtudes y defectos para tener muy claro en qué debemos mejorar antes de presentarnos a una u otra oferta de empleo: seguridad, confianza, naturalidad, iniciativa y discreción es lo que una empresa busca en nosotros. Pero…. ¿podemos mostrar algo más? ¿Qué hacer además para destacar frente al resto?

En EEUU los niños aprenden desde muy pequeño competir en el deporte, destacar en el colegio y luchar por las becas. Aprenden venderse y quedar bien comparado con los otros. Ser competitivo es algo positivo para los americanos, mientras en España el factor ocio relativa toda ambición y intento de destacar en la universidad o el colegio. Las empresas, salvo los bancos, tienen procesos a veces poco eficaces que tienen que ver también con muchas pausas durante el día laboral y demasiado peso en la presencia en el trabajo en lugar de mirar los resultados.

Ser competente para ser más competitivo

Para conseguir el puesto deseado debemos ser también competentes y saber mostrarlo a los demás. Una buena forma de serlo se consigue, además de poseer las cualidades mencionadas en el primer apartado, perteneciendo a algún organismo, asociación o institución que esté vinculado a nuestra profesión, aunque sea de modo altruista. Esto nos permitirá conocer gente continuamente; de este modo lograremos tener un buen networking y la visión general que tendremos de nuestra posición en el mercado y del mercado en sí será más abierta y global. Sin mencionar el hecho de darnos a conocer como profesional.

Consejos para cultivar un buen networking

La red de contactos debe mantenerse en un crecimiento constante. Debemos ir al mismo ritmo de lo que ocurra en el mercado; eso significa estar atento a las novedades que ocurran en nuestro campo, aprender de nuestros homólogos de otras compañías para intentar mejorar y también para no caer en sus mismos errores, estar en contacto continuo con nuestras redes profesionales habituales y no dejar de dar nuestra opinión en dichas redes sobre temas que consideremos relevantes y donde podamos aportar algo; en definitiva, darnos a conocer. Para ello se requiere un espíritu abierto y sociable, sin miedo al “qué dirán”.

Ventajas e inconvenientes de ser competitivo en España

Las ventajas son evidentes, hay que ser competitivo para estar en primera línea. El problema es cuando al no encontrar trabajo aquí, se va a probar suerte fuera de nuestras fronteras: España es, a partir de 2011, uno de los países con mayor tasa de emigración:

Datos de inmigración & emigración antes y depués de la crisis

En la primera mitad de 2015, por ejemplo, el porcentaje de españoles emigrantes ha duplicado al de los inmigrantes.

La emigración de españoles

Formamos profesionales para luego perderlos….

¿En qué nos estamos equivocando?

de Irma Bernat Revuelta y Stefanie Claudia Müller