de Jan Goller

Uno de cada tres trabajadores españoles come en el trabajo y el 26 % pide comida a domicilio, aunque sus preferencias varían según el sector en el que trabajan. La cocina saludable domina en los pedidos de comida para empresas, aunque hay diferencias por sectores. Pokés, sushi y ensaladas son los platos más solicitados para comer en el trabajo, según datos de la empresa Deliveroo.

 

Normalmente se pide comida de lunes a miércoles

Los trabajadores que piden comida en el trabajo se inclinan normalmente por platos saludables y ligeros que permitan mantener el ritmo de trabajo. Pero también hay quien no renuncia a darse un capricho aunque tenga que comer en la oficina, o incluso cenar: los pedidos de comida para empresas se concentran sobre todo de lunes a miércoles y el momento de mayor demanda es el mediodía.

Por categorías, los menús individuales encargados por empresas en el último año son los pokés (ensalada de pescado hawaiana), el sushi y las ensaladas. En cuanto a los pedidos para grupos, dominan las pizzas y las hamburguesas. Si entramos en detalles, estos son los diez platos más pedidos en el trabajo este último año:

  • Pincho de tortilla
  • Funky Salmon
  • Menu Corporate
  • Pincho de secreto ibérico con torta del casar
  • Escalopines de Solomillo a la Milanesa
  • Sushi Bento
  • Entrecote
  • Jamón de Jabugo
  • Pizza Funghi
  • Manolitos



¿Trabajar una hora más a cambio de un almuerzo gratis?

Al analizar los platos más solicitados por sectores, aparecen algunas diferencias llamativas. Mientras que las empresas de servicios legales
encargan sobre todo ensaladas personalizadas, en el sector de finanzas y consultoría existe una clara preferencia por la cocina italiana y griega, respectivamente. Por su parte, las firmas de ingeniería devoran platos de pasta o pizza, en comparación con las agencias de publicidad y marketing donde predominan los smoothies, tostadas de aguacate, boles de açai y otras delicias veganas ideales para un picoteo entre reuniones. ¿Y qué comen los informáticos? Sorprendentemente o no, sus pedidos más habituales consisten en sushi, ramen, noodles y otras especialidades asiáticas.

Aunque muchas empresas cuentan con un comedor u office para empleados, todavía son una minoría las que ofrecen comida a sus trabajadores como parte de los beneficios sociales. Sin embargo, hacerlo podría ser una buena idea, no solo para mejorar la satisfacción de los empleados. Más de la mitad de los españoles estaría dispuesto a trabajar una hora más a cambio de recibir un almuerzo gratis.