Uno de los objetivos que perseguimos en la vida es la felicidad. Vivimos en un tiempo histórico en el que el valor de la alegría está en alza continuamente, tanto que en Portugal han abierto el primer museo dedicado a la felicidad.



Afortunadamente, la mayoría de los españoles afirma sentirse feliz actualmente, según un estudio europeo, y uno de los principales factores que ayuda a conseguir estos resultados es la alimentación saludable en la que encontramos verduras, frutas y hortalizas.

Los españoles somos "happy"

Según el último Eurobarómetro de la Comisión Europea, ‘Equidad, desigualdad y movilidad intergeneracional’, estudio que analiza las percepciones sobre salud y nivel de felicidad de los europeos, casi 9 de 10 ciudadanos españoles son personas felices o, al menos, así lo percibe un 87%. España está situada en el número 13 del ranking de los países con mayor felicidad auto percibida, sobresaliendo con 4 puntos más que la media europea.

Además, el mismo barómetro añade que estamos en el 8º puesto de la Unión Europea con mayor percepción de buena salud. Conclusión: somos felices porque tenemos buena salud. O tenemos salud porque somos felices. En cualquier caso, está claro que una alimentación sana ayuda a estar alegres ya que repercute directamente en nuestro cuerpo y, por lo tanto, en nuestra salud.

Somos felices porque comemos mejor

La


Así, la conocida frase ‘somos lo que comemos’ está hoy más de moda que nunca y, aunque todos sabemos que una dieta basada en vegetales, frutas, hortalizas, legumbres y frutos secos nos hace estar más sanos, siempre tenemos cerca los antojos y los caprichos más apetitosos. Pero lo que hay que tener en cuenta es que la citada dieta vegetal ayuda a mejorar nuestro bienestar emocional y estado de ánimo ya que hace que aumente la síntesis en nuestro cuerpo de los neurotransmisores del buen humor.