Aunque los atractivos de un crucero son numerosos, sin duda una de las cosas que más valora el pasajero son las comidas, que siempre están incluidas a bordo, así lo demuestran los datos de una reciente encuesta realizada donde un 72% de los encuestados confesaron que lo más importante para ellos era cómo serían los restaurantes del barco y para un 78% la calidad de las comidas.

Pero el trabajo en una cocina de un barco es todavía más duro que trabajar en un restaurante en tierra. La renumeración de un chef sin fama es baja en relación con el estres. Esto cuenta también en un barco. Además, un 65% de los pasajeros de cruceros exigen que en los menús de los barcos se atiendan peticiones especiales, cocina vegetariana o vegana, alimentos sin gluten o sin lactosa, también que se atiendan caprichos especiales.

Un trabajo duro y mal pagado

En España, un cocinero cobra dependiendo de la fama que tenga y de lo conocido que sea el restaurante o el crucero en el que trabaja. En España un cocinero reconocido puede llegar a cobrar unos 5.000-7.000 euros al mes. Estamos hablando de un grupo muy reducido de cocineros. Se trata en su mayoría de Chefs con estrellas Michelín con fama mundial. La mayoría de los cocineros suelen tener un sueldo mileurista.

En muchos casos no llega a los 1.000 euros, y en algunos puede llegar a los 1.500 euros.Las cifras que cualquier crucero maneja relacionadas con las comidas son impresionantes. Por dar una idea, mencionamos las del crucero más grande del mundo a día de hoy: el Harmony of the Seas de Royal Caribbean, con capacidad para 6.410 pasajeros y en el que hay 20 restaurantes. En las 23 cocinas del barco trabajan 250 cocineros que tienen que preparar unos 200.000 platos por semana, a razón de entre 28.000 y 30.000 comidas al día. Hay 20 enormes almacenes que acumulan hasta 100 toneladas de comida que se consumirán en siete días.

Estrellas a bordo

Conseguir el milagro de que todo esté a punto y que se puedan servir comidas a miles de personas prácticamente a la vez, solo está al alcance de las grandes compañías de cruceros, buenos equipos en cocina y en sala y, desde luego, los grandes chefs, que acumulan decenas de estrellas Michelin, que trabajan a bordo.

La naviera Holland America Line presume de tener el mayor numero de chefs galardonados entre sus filas. Concretamente siete chefs componen el exclusivo Culinary Council, con una experiencia y trayectoria que es garantía de calidad. Presidido por el reconocido Rudi Sodamin (3 estrellas Michelín), que en 2015 se hizo acreedor del título al Mejor Chef de Cruceros y que es el chef más condecorado en alta mar y considerado uno de los más innovadores de la industria.

En el Crystal Symphony y Cristal Serenity, de la exclusiva compañía Crystal Cruises, nos podemos encontrar con el celebrity chef Nobu” Matsuhisa en su restaurante Silk Road & The Sushi Bar, donde todos los cocineros han sido preparados por el chef para ofrecer de manera fiel su fusión de cocina japonesa y peruana. Además, a bordo se realizan charlas y catas especiales a su cargo, además de cenas especiales maridadas con sake, las llamadas cenas “Omasake”. Nobu se ha vuelto uno de los restauradores de mayor fama mundial y tal vez el más grande chef de sushi de la historia.

Cruceros para gourmets

Para Pullmantur, por ejemplo, la gastronomía es un factor delicadamente cuidado, buena cuenta de ello se debe gracias al chef Paco Roncero, galardonado con 2 estrellas Michelin, que junto a su equipo de cocina han elaborado una oferta culinaria cuya esencia es la dieta mediterránea reflejada en una carta llena de platos tradicionales de España, con toques de vanguardia e innovadores. La compañía española también ha incorporado al mediático Jordi Cruz, también con 3 estrellas, lanzando Gastrolab, un espacio que pretende reinventar el buffet introduciendo nuevos platos y reduciendo el despilfarro.

Con otras 2 estrellas Michelin en su palmarés, MSC Cruceros se ha asociado con Ramón Freixa, para trasladar la excelencia y calidad de la cocina española a bordo de sus barcos, formando personalmente a los chefs de la compañía para que puedan recrear con todo detalle sus platos estrella.