En una economía cada vez más globalizada y competitiva, el escenario de las cadenas de suministro es mucho más complejo y los CFO deberán de asumir una visión mucho más amplia de la empresa, dirigiendo el negocio no solamente hacia los propios beneficios económicos, sino también hacia la eficiencia y el futuro.



Teniendo en cuenta este contexto, la multinacional británica destaca los cinco aspectos fundamentales que debería de tener en cuenta un CFO para desarrollar bien su trabajo en el entorno cambiante, digital y globalizado en el que se desarrollan actualmente las empresas:

  1. El impacto de la globalización
  2. La globalización ha traído muchos beneficios a los fabricantes, desde el acceso a nuevos mercados hasta la capacidad de buscar los mejores recursos a nivel global. Los acuerdos de libre comercio, por poner un ejemplo, permiten a las empresas de diferentes países establecer acuerdos lucrativos entre sí sin la intervención de los gobiernos. No obstante, también se plantean algunos desafíos cuando se trata de estándares de información financiera.

    Existen procesos universalmente reconocidos, como las Normas Internacionales de Información Financiera y las Normas Internacionales de Auditoría, pero no son obligatorias para todos los países, especialmente en Estados Unidos. En consecuencia, los CFO y sus equipos se enfrentan al desafío de comprender no solamente las regulaciones de sus propios países, sino de todos los países con los que tienen negocios. Se podría decir que trabajar con afiliados en los distintos mercados que conozcan la regulación puede ayudar a mitigar muchos riesgos.

  3. Reconducción de las inversiones
  4. Resulta fácil distraerse con proyectos que agreguen poco valor al proceso de fabricación y al resultado final, pero el conocimiento y el pragmatismo del CFO puede suponer una protección eficaz contra esto. Los CFO pueden usar su conocimiento del gasto operativo para guiar las inversiones de manera favorable y también asegurarse de que los fabricantes prioricen en las oportunidades que brindan los beneficios a largo y a corto plazo.

  5. Integración de procesos de mejora
  6. Los CFO, a parte de ser los Directores de Finanzas, también tienen mucho que aportar en la mejora de los procesos de la industria manufacturera, ya que pueden ayudar a eliminar intermediarios en todo el proceso de producción, así como reducir costes y mejorar el retorno de la inversión.

  7. El verdadero valor del salto digital
  8. La digitalización permite a los CFO establecer mejor las prioridades según el nivel de carga de trabajo y poner el énfasis en los aspectos más destacados. Además, todos los departamentos pueden compartir la información al mismo tiempo, de manera directa y sin intermediarios. Al final, este proceso permitirá a los CFO equilibrar CAPEX con OPEX, a la vez que garantizará que cualquier sistema de adquisiciones sea el más adecuado para la empresa, tanto a corto como a largo plazo.



  9. Automatizar o no automatizar
  10. La automatización no es nada nuevo en el mundo de la manufacturación. Si bien la idea de las fábricas autónomas puede resultar atractiva para los jefes ejecutivos, la realidad es que los sistemas de Inteligencia Artificial y los robots todavía necesitan de mucha supervisión y de mantenimiento humano. Equilibrar el ahorro de costes y las ganancias en términos de productividad supone un desafío ético, ya que puede conducir a una tendencia de reemplazamiento de humanos por robots. Encontrar el equilibrio será tarea del CFO y del departamento financiero, identificando prioridades e involucrándose para convertirse en agente del cambio, dirigiendo el negocio hacia la rentabilidad, la eficiencia y el futuro.