RAONS PER LA REPÚBLICA es una organización separatista con la que hablamos sobre el futuro de una de la regiones más prosperas de España, que se ha convertido en una de las regiones más confusas, tristes y inseguras a nivel politico. Hablamos con Jordi Domingo, coordinador de RAONS PER LA REPUBLICA, que comentó que detrás de este equipo hay un numeroso grupo de activistas sociales, personas anónimas procedentes de campos profesionales muy diversos.

¿Qué te motiva personalmente a trabajar para Cataluña?

A la generación de personas que comenzó a estudiar en la escuela en Catalunya a finales de los 70 y 80 se les enseñó, probablemente por primera vez en décadas, a desarrollar un pensamiento crítico sobre las ideas detrás de conceptos como "democracia" en diferentes tiempos y lugares. Sin embargo, para muchos de nosotros no fue hasta que vivimos en otro lugar, como el Reino Unido, o nos acercamos a personas que venían de otros rincones del mundo, que aprendimos cómo funciona realmente un sistema político democrático y, lo que es más importante, cómo una sociedad democrática lo alimenta en todo su potencial. Cómo los ciudadanos (o sujetos, o contribuyentes) entienden cómo debe ser una sociedad democrática y cómo la entienden en base a la responsabilidad personal.



Los eventos más recientes son una reflexión y amplificación de lo que ha estado sucediendo durante las últimas dos décadas: ahora España ha mostrado su verdadero rostro al mundo. Los cambios que consideramos valiosos para lograr un sistema político y administrativo más democrático, plural y social encuentran un muro en el lado español, que simplemente no nos deja ser.

Parte de esa amplificación es que algunas personas, ya sea comprometidas con los movimientos sociales, arraigadas o simplemente "nuevas" en la República, sintieron la necesidad de explicar a sus conciudadanos que creemos que estamos listos para construir una República nueva, justa y próspera, por el bien de la dignidad de todos. Una República libre de la "pseudodemocracia" que España defiende después de no haber roto completamente con el RAONS PER LA REPÚBLICA régimen fascista de Franco.



¿Cuáles son sus mayores temores sobre el futuro de Cataluña?

Si nos quedamos en España, nos preocupa enormemente el auge del fascismo y la impunidad de actos fascistas mediante agresiones físicas y/o verbales, la represión y persecución judicial, el ahogo económico, el empeoramiento del sistema sanitario (tal como trascendió en una grabación del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, en una conversación “les hemos destrozado su sistema sanitario”), la falta de inversiones en educación, investigación (aplicación del impuesto del IVA de manera retroactiva en ciencia), infraestructuras (falta de presupuesto para el Corredor Mediterráneo mientras se subvencionan líneas de trenes de Alta Velocidad - AVE- deficitarias y se rescatan autopistas infrautilizadas en el resto del estado español).

¿Cómo puede una región con tantas deudas ser independiente?

De la misma manera que un país como España, con un cociente de deuda/PIB del 99,23% en noviembre 2017 (24.550€ per cápita), muy superior al de Catalunya, del 35,3% (10.095€ per cápita) puede permanecer siendo independiente. Pero a nadie se le ocurre dudar de la independencia de España

La economía catalana, a pesar del catastrofismo de las previsiones, está creciendo a un ritmo muy superior al Español e incluso al de la zona Euro con un valor de la tasa de variación interanual del 3.5% y un aumento del valor añadido industrial del 3.7%, esto en cuanto al sector secundario. En cuanto al sector terciario, y más concretamente el turístico, ha obtenido un crecimiento del 7.8% de turismo extranjero y un aumento del gasto/turista del 13.2%.

En cuanto a exportaciones, el crecimiento del 8.7% en 2017 que supone el 25.7% del total del conjunto español es constante, siendo el sector tecnológico el que obtiene el mayor aumento. La tasa de desempleo va mejorando, situándose en el tercer trimestre del pasado año en el 12.5% (igualando valores de 2008) frente al 9% de la media UE pero lejos del 16.4% del conjunto de España.

¿Sobre qué base legal se respalda el derecho a  referéndum?

Todo estado debe respetar las leyes internacionales en su constitución. El artículo 2 de la Constitución española dice textualmente: Artículo 2. La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Sin embargo el artículo 1 de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos recoge el derecho de autodeterminación, que es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social y cultural y estructurarse libremente sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de equidad. Es un principio fundamental del Derecho internacional público y un derecho de los pueblos, que tiene carácter inalienable y genera obligaciones para los Estados.

Es decir, es un derecho que trasciende las leyes nacionales de cualquier estado. Un principio fundamental del derecho internacional es que las disposiciones de la constitución de un estado deben equipararse con el derecho internacional. Por ejemplo, una constitución puede admitir la discriminación racial o el genocidio, pero esto es reemplazado por las leyes internacionales que prohíben ambas. Afirmar que la constitución de un estado es el único factor determinante sobre la legalidad de la acción adoptada dentro de ese estado es esencialmente rechazar la idea misma del derecho internacional.

Sin embargo, el estado español afirma que el derecho de autodeterminación está condicionado al consentimiento del estado anfitrión. Esto es claramente ilógico: similar a decir que todas las mujeres tienen derecho a divorciarse de sus maridos, pero sólo si sus maridos están de acuerdo. Un argumento que defienden los contrarios a la independencia se basa en la definición de pueblo. Ciertamente los catalanes constituyen un pueblo con su propia historia, cultura, lengua, tradiciones, cocina, etc. todos los valores humanísticos recogidos por la UNESCO.

Históricamente el derecho de autodeterminación se aplicó a pueblos colonizados hasta 1995 (Namibia, Sáhara Occidental, Timor Oriental…) Pero en 2008 Kosovo declaró unilateralmente
su independencia y el Tribunal Internacional de Justicia sostuvo que no se había violado el derecho internacional porque no hay ninguna ley que prohíbe dichas declaraciones. Si hay algún estado que reconoce la independencia de Kosovo, la independencia está consumada.



El gobierno catalán es tan corrupto como el español. ¿Tu opinión?

Nuestra mayor preocupación es conseguir las herramientas necesarias para poder detectar y combatir la corrupción adecuadamente y, en última instancia, poderla convertir en residual. El mecanismo debería convertirla en poco rentable para el delincuente a base de conseguir los niveles de transparencia óptimos, como mínimo semejantes a los países escandinavos. Nos remitimos a la actual ley de transparencia 19/2014, comparable a la existente en Dinamarca, con instituciones que aseguran la independencia de los medios de comunicación y de la justicia.

Aún así, aparte de los datos (que indican una diferencia cuantitativa y cualitativa enorme), nos gustaría recalcar la manera tan diferente de cómo se gestiona la corrupción en Catalunya por parte de la población en contraposición a España. En Catalunya, el ex-presidente Jordi Pujol, después de confesar de manera voluntaria, renunció a su sueldo de ex-presidente y ha sido borrado de la vida pública. Su partido, Convergència, aún después de transformarse en el PDCAT, con el aparato de la dirección de la antigua Convergència desaparecido (sin haber sido imputado ningún miembro en ningún caso), fue castigado duramente en las urnas.

En España, el actual presidente M. Rajoy, pese a estar documentalmente incriminado de manera directa en la corrupción de su partido, lo negó todo delante de un juez que censuraba las preguntas del abogado. De hecho, su partido, el PP, aparte de tener a más de 700 cargos imputados, está imputado como organización criminal. Pese a todo esto, no ha habido ni una sola dimisión en el gobierno. Y, lo que debería ser más preocupante: el electorado en España decidió otorgar al PP mayoría en el Congreso, y M. Rajoy fue elegido Presidente con el apoyo del PSOE, con quien se han repartido el Gobierno en España desde el año 1982, y, por lo que parece, el mayor grueso de casos de corrupción, por número, implicados y cantidades en todo el estado. De hecho, el inspector jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Policía Nacional, Manuel Morocho, ha asegurado que existen "indicios" de que la estructura del Partido Popular "respondía al perfil de una organización delictiva" por sus operaciones en la trama Gürtel.

¿Qué esperas exactamente de la Unión Europea?

La unión Europea debería mediar para llegar a una solución política al conflicto. Además, España está pasando por un proceso de mutación Constitucional, con interpretaciones de la misma Constitución sinsentido y ad-hoc, promulgadas desde el propio Gobierno español consiguiendo que los preceptos adquieran un contenido con claros fines políticos distinto de aquél en que inicialmente fueron pensados. No sólo el tribunal europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo debería actuar en defensa de la población de un estado miembro, sino que la UE debería aplicar el artículo 7 de la misma manera que se ha hecho con Polonia, dado que se ha demostrado una y otra vez la falta de separación de poderes existente en España.

¿Qué deseas para el futuro?

Nuestros deseos son que la comunidad internacional reconozca la República Catalana y que ésta se pueda desarrollar libremente, con la participación democrática de todos sus ciudadanos de forma inclusiva y pacífica. Y que, por supuesto, el proceso hasta conseguir la República eficaz no suponga un precio ni un esfuerzo fuera del alcance de todos los habitantes y población de Catalunya. Esperamos también por supuesto que España llegue a aceptar la República Catalana y se pueda vivir una transición pacífica llegando a los acuerdos necesarios para el bien de los dos países.



la entrevista fue dirigida por Ronja Baerecke