Hablamos con Conchi Nieto, empresaria. La joven Leonesa no solamente combina su maternidad con un trabajo exigente, sino que también se dedica a un producto difícil: la carne, el vacuno.

Su empresa Cecinas Nieto vende la conocida "Cecina de León" a todo el mundo. Sin embargo, lo que parece fácil es un trabajo muy complicado, porque no solamente hay cada vez más personas veganas, sino que las normas de exportación de carne se están volviendo cada vez más exigentes. Conchi nos cuenta si hoy en día vale la pena trabajar en una empresa delicatessen de este tipo.




    Conchi, sabemos que trabajas con un producto delicatessen pero, ¿cómo se llama tu profesión exactamente?

    Soy Responsable de Exportación de la firma Cecinas Nieto.

    ¿De dónde viene esta fama de León y la Cecina?

    La Cecina de León IGP es un producto muy antiguo. Ya se elaboraba en tiempos romanos y en nuestras comarcas, como el trabajo era principalmente el de arriero (transportista que llevaba los víveres de Galicia a la capital en carros con bueyes), siempre solían llevar en su cesta salazones, entre ellos la cecina. En cada casa, además de hacerse la tradicional matanza del cerdo, cuando la familia podía, también mataba la vaca y de ella hacían la cecina.

    A parte de la tradición de la zona, también está la climatología. La provincia de León goza de una climatología única para elaborar un producto salado y seco como es la Cecina de León. De ahí viene que la cecina de vaca elaborada en la provincia de León consiga el distintivo único. Se trata de una marca de calidad reconocida a nivel europeo para todo el mundo, significando que todas las empresas que elaboren este producto bajo el amparo del Consejo Regulador Igp Cecina de León darán al consumidor una garantía de calidad inigualable.

    Alemania lidera en Europa la alimentación sin carne

    En Alemania, 7,8 millones de personas se alimentan con una dieta vegetariana y más de un millón de personas son veganas, según la Unión Vegetariana Alemana (VEBU/Deutscher Vegetarierbund). También en otros países, las cifras son relevantes. De acuerdo con la Unión Vegetariana Europea (EVU/European Vegetarian Union), en Bélgica un 2% de la población es vegetariana; en Austria lo es un 3%; en Suiza, un 5% y en los Estados Unidos un 4%.

    En la India, el número de vegetarianos es tradicionalmente muy alto: allí se estima que entre el 20 y el 40% de las personas son vegetarianas. Por otra parte, el hecho de que muchos "flexitarianos" se interesen por alimentos y bebidas vegetarianos y veganos ha contribuido a que ambas tendencias alimentarias sigan manteniéndose tanto en el sector comercial como en el de la restauración.

    Trabajas en una empresa que trabaja la carne, lo que ahora provoca siempre polémica por miles de razones. ¿Por qué has eligido este camino?

    He estudiado empresariales y ya había este negocio familiar que comenzó mi padre y yo decidí seguir en él con mi hermano mayor.

    ¿Cómo es trabajar en una empresa familiar?

    Es gratificante. Es muy importante llevarse bien, pero sobre todo respetarse, delegar tareas y trabajar en equipo.

    ¿Qué importancia han tenido los estudios en tu trabajo actual?

    La formación es de gran importancia en la empresa y más en una pyme donde tienes que saber hacer todo tipo de trabajos y desarrollarlos de la forma más rentable posible.

    ¿Qué importancia tienen los idiomas en este tipo de trabajo tradicional?

    Mucha, sobre todo a la hora de querer abrir nuevos mercados en otros países. Es un instrumento necesario para poder conocer nuevos clientes y establecer una relación directa con ellos.

    España es una referencia en el mundo halal

    Este año, la feria “Alimentaria” ha hecho hincapié en el segmento halal, que ya representa el 16% del mercado de alimentación. 1.700 millones de musulmanes viven en el mundo, 1,9 millones de ellos en España. La comunidad musulmana en este país se gasta según datos de Alimentaria unos 2.421 millones de euros en comida y bebida. Gran parte de ellos pide que su comida se prepare según un proceso halal. Hasta se ha inventado ya un cava halal quiere decirse sin alcohol.

    Tenéis ya una producción halal. ¿Cómo es la experienca con el mundo árabe?

    En general es buena, cuesta al principio dar con el contacto adecuado, pero al final son leales y regulares. Generalmente los países árabes hablan inglés o francés por lo que nos hemos arreglado en el idioma.

    Tú eres empresaria pero, ¿se gana bien como asalariado en este sector?

    Tenemos un convenio de industrias cárnicas que lo regula, pero en las ventas dependemos mucho de la oferta y la demanda.

    ¿No existe un peligro de cambio de alimentación a cada vez menos carne?

    Yo creo que la mejor alimentación que existe es aquella en la que se encuentre un equilibrio entre todos los nutrientes; por algo la dieta mediterránea es la que más sigue la población.

    ¿Es sana la Cecina de León?

    La Cecina de León IGP es un producto 100% natural: solo carne de vaca, sal y humo, alta en proteínas y muy baja en grasas.

    ¿Por qué hacéis solamente parte del proceso y no lo controláis todo?

    Porque en el vacuno no existe una empresa que desarrolle todo el proceso; generalmente está el ganadero por un lado, el matadero por otro y la industria elaboradora (la nuestra en este caso) para finalizar en el proceso en caso de ser un producto curado como es la Cecina de León. Se trata de vacuno mayor y eso exige que la vaca tenga más de 5 años, por lo que se selecciona la calidad de carne de toda España de acuerdo con las especificaciones de compra que detallamos a los proveedores.