de Andrés F. Tejero González

Desde los inicios de la humanidad, el hombre ha consumido sustancias que alteran la mente. Homero en la Ilíada mencionó el licor de Neponte que correspondía al jugo de opio; muchos poetas, entre ellos Porfirio Barba Jacob, mencionaron sustancias con efecto psicotrópico.




La legislazión en marcha

Es innegable que en países como Holanda, la legalización de las “drogas blandas” como el cannabis constituye un fuerte recurso turístico de tipo “recreacional”. Los “coffee shops” son famosos en todo el mundo y los turistas los visitan y experimentan con las drogas blandas como si de “comer pasta o pizza en Italia”, por ejemplo, se tratase. No obstante, las leyes de cada país son diferentes y no existe una ley única europea que rija en toda Europa, ese camino aún no se ha hecho y se practica la “hipocresía”: se lucha contra la droga en unos países, como España, y se permite en otros como Holanda.

Legislación del cannabis en España

Según las actuales leyes, está permitido el auto-consumo, es decir, tener una o dos plantas de marihuana para consumo propio pero no está permitido su cesión a terceros ya que constituiría un delito de “salud pública”, aunque no hubiese intercambio de dinero por ella. En cuanto al hashis, esta totalmente prohibido y no se permite. Aunque existen ciertas cantidades que se consideran para consumo,este no puede hacerse en la via pública, debe hacerse en la propia casa o en un “club de fumadores”(pendiente de regulación y este sería el “recurso turistico”).



Tres países — España, Francia y Holanda — presentan tasas de usuarios intensivos (que lo tomaron en más de 19 días en el último mes) que duplican las de los otros tres – Alemania, Reino Unido e Italia —, en los cuales más de la mitad de los usuarios sólo consumieron entre uno y tres días al mes. Esto podría indicar la existencia de dos patrones distintos de consumo de cannabis en Europa: uno en el que predominan los consumos de baja intensidad, y otro con una mayor prevalencia de usuarios que consumen diariamente o casi a diario.

Legislación internacional del cannabis

En los Paises Bajos, desde la decada de los 70, se despenalizó el consumo del cannabis. La venta a gran escala, la producción, la importación o exportación están perseguidas por ley incluso si sólo proporcionan a los coffee shops la cantidad legal. El método que usan los coffee shops para conseguir las sustancias que venden no suele ser investigado pero es ilegal, y así se genera una situación contradictoria que facilita la participación en el sector del crimen organizado. Esta contradicción se ha señalado como motivo para cambiar las políticas sobre drogas blandas. En todo caso el cultivo de plantas ha utilizado frecuentemente tecnología de invernaderos para el cultivo ilegal de cannabis, lo cual ha derivado en un incremento de la concentración media de THC de un 9% en 1998 a un 18% en 2005.

En 2016, el Congreso de Chile discutió un proyecto de ley que despenaliza el autocultivo de marihuana, así como también su consumo privado con fines espirituales, medicinales y recreativos. ... están destinadas a la atención de un tratamiento médico o a su uso o consumo personal exclusivo y próximo en el tiempo. El 10 de diciembre de 2013, en Uruguay, se aprobó una ley que regula el mercado de esta planta, la producción (que será controlada por el Estado), la comercialización, la tenencia y los usos recreativos y medicinales de la marihuana, así como también las utilizaciones con fines industriales. Con esta ley, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la venta y el cultivo de marihuana plenamente.

En los Estados Unidos, el 12 de agosto de 1930 se creó el Federal Bureau of Narcotics, bajo la dirección de Harry J. Anslinger. Este departamento creó leyes para penalizar el transporte, posesión y distribución de marihuana; sin embargo, el consumo de la misma no es penalizado. Una de estas leyes fue el Marihuana Tax Act en 1937. Esta ley no estaba dirigida al uso medicinal de la marihuana, sino a su uso recreativo. Pero esta ley hizo difícil el uso medicinal de la marihuana por la gran cantidad de papeles que se les requería a los médicos que la quisieran recetar a sus pacientes.

Es recordada la audaz movida del candidato presidencial George McGovern en 1972 para derogar la penalización de la marihuana. En ese país hay, según una ley del 2010, siete plantaciones autorizadas para producir cannabis de uso medicinal para los aproximadamente 3700 pacientes.

La doble-moral de los americanos

El 6 de noviembre de 2012, los estados de Colorado y Washington aprobaron la legalización de la marihuana para uso recreativo, ante lo cual México y tres países de Centroamérica pidieron a la Organización de Estados Americanos analizar el impacto que tendrá en la región. Sin embargo, la respuesta de estos países no fue la esperada. El 1 de enero de 2014 comenzó la venta legal de marihuana con fines recreativos en el estado de Colorado, que se convirtió en el primer mercado público de marihuana de Estados Unidos.

Desde febrero del 2015, está permitido legalmente en Washington para cualquier persona mayor de 21 años consumir cannabis en un espacio privado, cultivar seis plantas y poseer hasta 56 gramos. Sin embargo, el Congreso impidió al municipio regular la compra y venta de cannabis recreativa, por lo que siguen estando prohibidas y el mercado negro sigue en crecimiento. Además, la posesión, la compra y la venta siguen siendo ilegales a nivel federal. El mercado se estima en 22 mil millones de dólares para 2020 (fue de 4,6 en el 2014).