Cambiar de trabajo es un asunto delicado y siempre arriesgado. Sobre todo si se hace desde un contrato ya existente. Hay que tener mucho cuidado de que en el proceso de headhunting o recruiting nadie de la oficina del puesto actual se entere del asunto, de lo contrario antes de tener el nuevo puesto, puedes perder el que tienes ahora.

Ligar con la competencia

En general un jefe no te puede echar porque estés buscando trabajo en la competencia, salvo que tu contrato tenga cláusulas que lo impidan. Pero dejar claro en tu entorno laboral que uno no solamente depende del trabajo actual, es bueno. Así uno está mejor valorado. Como en una relación de pareja, está bien dejar claro a tus jefes que te gusta tu trabajo, pero ellos tienen que saber que no te quedas para siempre si las condiciones no corresponden con el mercado y los retos no son atractivos.

¿Qué pasa si te pillan

Cuando tu jefe se da cuenta de que estás buscando trabajo en la competencia y según tu contrato lo puedes hacer, pueden pasar dos cosas: que hayas vulnerado su vanidad y ego o que piense que tiene que ofrecerte más sueldo o mejores condiciones para que te quedes. En el primer caso, la vida laboral se puede complicar para ti. Y hay que ser sincero, es más probable que pase algo negativo cuando han descubierto la traición. Nunca olvides que el email de la empresa está vigilado, así como el ordenador y el móvil. Nunca uses estas herramientas si hablas con la competencia. Es necesario tener tu propio móvil o Ipad desde donde puedas mandar emails en momentos de pausa o al mediodía. Para evitar mal rollo, lo mejor es ser discreto.

Presenta tu candidatura con discreción

Quiere decir más que un 50% de las candidaturas no se considera.Escribe tu candidatura con delicadeza, mencionando desde el principio que quieres que tu caso se trate con confidencialidad absoluta, indicando que te llamen después del trabajo y a un número privado. Otra opción es hacer un CV sin datos personales y nombre de la empresa dónde trabajas ahora. Un muy buen camino de contactar sin dejar huellas: usar Linkedin.

Consejos en concreto

  • No compartas tus deseos con nadie en tu trabajo, ni con el mejor amigo de la oficina. Nunca olvides que los colegas son también competidores y no estás en un contexto familiar o privado de amigos.
  • No cambies tus hábitos, te harás sospechoso.
  • Por ejemplo no vengas en traje un día que has quedado con la otra empresa, si normalmente vas en vaqueros al trabajo. Evita siempre llamar o recibir llamadas del nuevo trabajo en tu oficina actual.

  • No olvides tus apuntes sospechosos en la mesa.
  • Si hablas con la nueva empresa y anotas algo en un papel, no lo olvides en tu mesa. Tampoco dejes tu móvil solo, en caso de que te llamen y no estés. Y nunca uses herramientas de oficina para contactar con la nueva empresa.

  • Solo renuncia a tu puesto cuando ya tengas el otro contrato firmado.
  • No te fíes de acuerdos verbales con el nuevo empleador. Antes de hacer cualquier comentario en tu oficina, firma el nuevo contrato.