Este verano se han alcanzado nuevas temperaturas récord desde que estas empezaran a registrarse. El calentamiento del Polo Norte (30º por encima de su temperatura habitual), los incendios en el norte de California o los devastadores efectos del huracán Florence, evidencian que el cambio climático está sucediendo.


Infografía: ¿Cuánto hay que reducir las emisiones de dióxido de carbono para frenar el cambio climático?  | Statista Más infografías en Statista

Los hechos del cambio climático son dramáticos

El mundo se enfrenta a una crisis climática sin precedentes. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU ha advertido a los gobiernos de la urgencia de limitar el calentamiento global a 1,5 °C en lugar de los 2 °C pactados en el Acuerdo de París. Tenemos un plazo máximo de 12 años para frenar el calentamiento progresivo, pero para ello es necesario revertir la huella dejada por combustibles fósiles, que actualmente supone más del 80% de la energía generada a nivel global. Diariamente, estamos arrojando 110 millones de toneladas de contaminación a la atmosfera, cuyo CO2 está provocando el aumento de la temperatura global hasta un grado centígrado aproximadamente.
Infografía: ¿Dónde mata a más personas la contaminación? | Statista Más infografías en Statista
El Foro Económico Mundial afirma que el cambio climático es la amenaza número uno para la economía global, de modo que la llamada a la acción no puede esperar. Son necesarias medidas regulatorias que atraigan la inversión hacia las renovables y penalicen las fuentes de combustibles fósiles. La Ley de Cambio Climático y Transición Energética que responda a los compromisos de la UE en París (reducir sus emisiones un 40% para 2030) sigue entre las tareas pendientes del Gobierno. A nivel global, hace falta más inversión en renovables: en el primer semestre de 2018 se invirtieron 140.000 millones de dólares en energía limpia a nivel mundial, la mitad del objetivo deseado para cumplir el Acuerdo de París.



España crea muchos empleos para frenar el cambio climático

No hay otra que ser ecológico y respetuoso con nuestros recursos. Esto explica mega-tendencias como el veghanismo. La revolución sostenible está siendo adoptada por el sector del motor. Los grandes fabricantes han adaptado su fabricación, pero para que sea una realidad es necesario que las administraciones locales y los gobiernos legislen a favor de estas nuevas formas de movilidad, encabezadas por la adopción del vehículo eléctrico y medidas para incentivar el transporte público.

El transporte, que acumula alrededor de un cuarto de todas las emisiones de la UE, divide a la Comisión Europea, el Parlamento y los países miembros, quienes tienen que cerrar antes de fin de año los objetivos de reducción de las emisiones de CO2 para la próxima década (actualmente debatiéndose entre el 30% o 40% para 2021).

Por su parte, la Directora General de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (AELEC), Paloma Sevilla, señala que “una mayor descarbonización sólo puede lograrse mediante el aumento de la electrificación”. Asimismo, ha destacado el crucial papel que juegan en este proceso las redes de distribución, “imprescindibles como facilitadores de las principales palancas de descarbonización, permitiendo más penetración de renovables, conectando múltiples recursos distribuidos y empoderando al consumidor”.

El sector de renovables vive otro auge "gracias" al cambio climático

La apuesta por las renovables pasa atraer capital al sector, a través de la digitalización, es el punto central del argumento de Hanno Schoklitsch, CEO de Kaiserwetter”. El interés de las instituciones financieras por la aplicación del Internet de las Cosas y la recopilación inteligente de datos en las inversiones en renovables, es cada vez más evidente. Siendo una solución eficaz en la lucha frente al cambio climático, minimizando los riesgos de financiamiento en el sector y maximizando el retorno”.
Infografía: Estados Unidos, mayor productor de petróleo del mundo por encima de Arabia Saudí | Statista Más infografías en Statista
“Existen cosas urgentes y cosas prioritarias. Parar el cambio climático es absolutamente prioritario. Nos estamos jugando el futuro y si perdemos la apuesta por salvar el planeta, lo urgente carecerá de importancia. Acuerdos como el de París son imprescindibles, ahora falta el compromiso real de todos los agentes mundiales para cumplirlo”, subrayó Mª Victoria de Rojas, editor del grupo ejecutivos.

The Climate Reality Project

En 2006, el Premio Nobel y ex vicepresidente de los EE. UU., Al Gore, logró que el mundo hablara sobre el cambio climático con la película ganadora de un Premio Óscar de la Academia: "Una verdad incómoda". Fue solo el comienzo de una revolución climática. Más tarde, ese mismo año, fundó lo que se convertiría en el Proyecto de realidad climática para hacer avanzar la conversación y convertir la conciencia en acción en toda la Tierra.

Hoy, como Climate Reality se constituye en un grupo diverso de personas apasionadas, formado por activistas, líderes culturales, organizadores, científicos y narradores, que se han unido para resolver el desafío más grande de nuestro tiempo.

Con más de 230 líderes climáticos en España, los voluntarios de Climate Reality imparten conferencias en todo el mundo para concienciar de la urgencia de hacer frente al inminente Cambio Climático.