Trucos que utilizan los jefes. psicología, job, trabajo, agua, bossMás lejos, más profundo, más rico, más exitoso, más dinero, más trabajo... siempre todo es más… hasta que ya no se puede más y hay que hacer mucho menos. Casi nadie reconoce a tiempo las señales de alteración de su cuerpo: cansancio constante, ruido en los oídos, problemas de vista, dolor de cabeza, estómago y mareos. Un síndrome de Burnout diagnosticado demasiado tarde puede conllevar problemas psicológicos graves como la depresión, la apatía o los trastornos de comportamiento.




¿Por qué nos cuesta reconocer un síndrome de Burnout?

Burnout quiere decir “quemado“. Estar quemado es un estado del que mucha gente se queja, aunque uno no quiere reconocer que estos problemas vienen del mundo laboral. La razón principal para que ocurra esto es nuestro miedo al cambio, el esfuerzo que supone dejar algo, poner fin a algo o empezar a controlar otra vez nuestra propia vida. Los altos directivos no quieren reconocer su estado de cansancio, porque

  • Burnout es una debilidad entre los altos ejecutivos
  • Entre Ceo, CFO y Chairman no se puede reconocer ningún síntoma de debilidad porque arriba el aire es muy fino y, como en el mundo animal, nadie quiere que sus enemigos se alegren, por ello normalmente no reconocen cuando están enfermos, cansados o solamente abrumados.

  • Se piensa que solamente otros mueren



  • Hay algunas personas que tienen una fuerza interior que les hace ver solamente las enfermedades y los dramas ajenos, pero no ven cuando ellos mismos están en peligro. Se ven como algo divino, ajeno a la posibilidad de morir; la muerte está muy lejos de su realidad.

  • Se ignora por miedo
  • Parece que los síntomas de Burnout solamente están relacionadas con el cansancio, pero no es así. También los sudores, las dudas constantes o la ansiedad pueden ser señales.


    Aquí hay un listado de síntomas que pueden ser una alerta:

  • Problemas ciclovasculares
  • Preocupación constante
  • Negación de las propias necesidades
  • Dudas
  • No motivación
  • Ansiedad
  • Humor
  • Ruidos en los oídos
  • Problemas para dormir
  • Desconfianza
  • Vacío interior
  • Te olvidas de cosas
  • Ataques de pánico


  • Desesperanza
  • Poca fuerza
  • Problemas de digestión
  • Problemas de relación
  • Insolación
  • Malestar
  • Frustración
  • Adiciones
  • Falta de paciencia
  • Si sufre algunos de estos síntomas, debería de estar preocupado. Lo primero que debería hacer es consultar a su médico de cabecera. La mejor medicina suele ser bajar el ritmo, pasear más al aire libre, hacer deporte y establecer un número de horas para dormir.