Martin Schenk es uno de los muchos alemanes que ha creado una empresa en España. La verdad es que ya ha creado varias. Desde llevar un restaurante, el ingeniero industrial ha programado webs o aplicaciones y ha iniciado la fabricación y distribución de fruta y kale deshidratado: "Es algo que quería hacer desde hace mucho tiempo y en España este sector de alimentación sana aún está creciendo. Estamos justo en el inicio del cambio de cultura de alimentación a vegetariana y vegana," dice Schenk.

Alimentación bio: un sector en auge en España

La comida vegetariana y vegana, ya establecida en mercados como Alemania, empieza ahora a despegar en España. En los últimos 5 años, el número de negocios dedicados a este tipo de alimentación se ha duplicado hasta alcanzar los 800 establecimientos en 2016. Schenk quiere con su empresa "Natursnacks" aprovechar este momento. Junto con la ingeniera forestal Sandra de Blas Sanz, montó una fábrica en Pedrajas de San Esteban que en temporada alta emplea ya a 15 personas y puede preparar 25 000 bolsas de frutas secas y kale al mes. La unión de Schenk y de Blas se inició por Facebook, donde Martin buscó alguien especializado en este negocio de deshidratación. Fue amor a primera vista a nivel empresarial, dice la joven de Blas: "Era en un momento difícil cuando me llamó Martin, no tenía liquidez para seguir con mi negocio. Llegó con su eficiencia y conocimiento de procesos y salvó la producción que tengo en una nave ubicada en mi pueblo."

Restricciones y exigencias del sector de sanidad para la bio-alimentación

Igual que en Alemania, en España las exigencias para cualquier negocio relacionado con la alimentación son altísimas. Por el momento, en la mayoría de los casos la venta ambulante está incluso prohibida en muchas ciudades como por ejemplo en Madrid. Por ello, la clásica caravana o camión que vende alimentación en la calle no se suele ver en España, salvo en las ferias y en eventos especiales. Para "NaturSnacks" esto también supuso un problema. "No queremos necesariamente vender en la calle, pero la venta de comida por Internet está también muy vigilada. Además, la nave tiene que seguir unos criterios muy concretos. "Para que el negocio sea rentable, el hombre de 52 años ha optimizado los procesos de fabricación manual con máquinas para garantizar la higiene y al mismo tiempo la producción de algo totalmente natural, sin conservantes ni añadidos.

La importancia de tener un mentor en este sector

Para Sandra, de 26 años, Martin ha sido de alguna manera su salvador: "Cuando volví de unas prácticas en Finlandia, no había mucho trabajo de lo mío y tenía que montar mi propia empresa, pero tampoco era rentable. Me encanta la fruta deshidratada por ser altamente sana y al mismo tiempo estética. Pero no tenía el knowhow para hacer la producción rentable. Ahora Martin lo ha conseguido." "NaturSnacks" es de esta manera una "joint venture" ideal entre dos especialidades y también entre niveles de experiencia. "Martin ha sido para mi un mentor," dice la española. Y para Schenk, la joven ingeniera ha sido una inspiración: "Ella es una auténtica especialista en este sector y además es muy trabajadora. Yo, que vivo en Madrid, necesito tener en Valladolid a un persona de toda confianza. Con ella lo tengo."