Profesión extravagante: La bailarina de flamencoUna bailarina de flamenco con el título de bailarina clásica, especializada después en flamenco, nos cuenta sobre su profesión. Mientras el dictador Franco imponía su duro régimen, vivió en Rusia y después en Estados Unidos, mostrando esta danza española. No vivió los años de hambre ni de represión franquista...

Ella bailaba y era libre, ocho años junto al inolvidable Antonio Gades. Se casó con otro bailarín, y tuvo dos hijos. A sus 71 años ha ganado mucho dinero con el flamenco, primero como bailarina, después como profesora en el conservatorio de Madrid y con su propia academia en San Sebastián de los Reyes.

¿Qué posibilidades tienen hoy en día los y las bailarinas jóvenes?

La danza española no está muy de moda. El flamenco se baila más en Japón que en España. Parece increíble, pero quizá tenga que ver con que, en nuestro país, en cada rincón, nos esforzamos por mantener nuestra propia cultura.

¿Puede alguien a día de hoy ganar dinero siendo bailarín?

Hace tiempo se ganaba bien, era sacrificado, algo que puedo decir ahora que considero que vivo bien. Tengo una casa grande, y hasta hoy he podido vivir de la danza. Pero los tiempos han cambiado. El flamenco no está tan bien valorado como antes, no hay tanto movimiento como había, muchos bares donde se tocaba y bailaba en directo han cerrado, y otros sobreviven con el turismo.

En Japón, sin embargo, crece el interés por esta danza. Los jóvenes que estén interesados en bailar flamenco deben estar preparados para viajar y vivir en el extranjero, quedarse dificultaría poder mantenerse con esto como única fuente de ingresos.

Joaquín Cortés es una gran estrella en Alemania, pero únicamente allí. Representa otro flamenco distinto al que conocemos. ¿Lo considera comercial?

Joaquín ha tenido éxito porque ha salido al extranjero. Es el mejor ejemplo de que ahora los bailarines de flamenco deben dejar España para poder vivir de ello. Joaquín Cortés es mucho más que un bailarín, es un Sex-Symbol.

Joaquín Cortés:

Considero que es una pena que apenas se pueda encontrar el Flamenco puro, su compañía es de ballet-flamenco. Pero es cierto que ya no es fácil venderlo, ya que la gente prefiere versiones más light del mismo.

El flamenco, ¿se considera una danza que se identifique con España?

Por supuesto. Las compañías nacionales de baile sin embargo,están continuamente de gira, es la única manera de mantenerse. En España están más o menos dos semanas por año. El baile, en general, ha perdido importancia en España. Muchas escuelas se ven obligadas a cerrar.

Puede tratarse de una consecuencia de la globalización, que hace que se sienta que lo de fuera siempre es mejor, sin tener en cuenta los tesoros propios de cada cultura.

¿Qué recomendaría a los jóvenes que quieren ser bailarines?

Deben ser muy buenos, hacer una buena formación, tener muy clara su vocación y estar dispuestos a sacrificar ciertas cosas sin por ello llegar a ganar mucho dinero, como podrían obtener en otros trabajos. A día de hoy se gana definitivamente menos que en mis tiempos.