El pago único o la capitalización de la prestación por desempleo, es una posibilidad regulada en la normativa socio laboral.del especialista en derecho social y laboral Ignacio Zugasti:

El pago único o la capitalización de la prestación por desempleo, es una posibilidad regulada en la normativa socio laboral, que permite al trabajador beneficiario de una prestación por desempleo, solicitar los importes pendientes de percibir del desempleo en un único pago, de una sola vez, con la finalidad de destinarlo a iniciar una nueva actividad como autónomo. Vamos a verlo con detalle...

Conviene en primer lugar saber con carácter general, cuáles son las condiciones para acceder a una prestación por desempleo:

  • Se encuentran en situación legal de desempleo, aquellas personas que hayan extinguido su relación laboral por causas ajenas a su voluntad.
  • Se deben tener cotizados al menos 360 días dentro de los seis años anteriores a la situación de desempleo.
  • Inscribirse como demandante de empleo.
  • El desempleado debe suscribir un compromiso de actividad, para buscar activamente empleo, aceptar una colocación adecuada y participar en actividades formativas.
  • Solicitar la prestación en el plazo de 15 días desde la extinción de la relación laboral.

La duración de la prestación varía en función del tiempo cotizado en los seis años anteriores, con una prestación por un periodo mínimo de cuatro meses y hasta un máximo de dos años.

La cuantía de la prestación será el resultado de aplicar a la base reguladora (*) el 70% durante los primeros ciento ochenta días y el 50% a partir del día ciento ochenta y uno.

La cuantía máxima de la prestación será de 1.087,20 €/mes para el 2016 si no se tiene hijos a cargo; 1.242,52 €/mes en caso de un hijo a cargo y 1.397,84 €/mes en caso de dos o más hijos a cargo.

(*) Base reguladora: será el promedio de la base por la que se haya cotizado por dicha contingencia durante los últimos ciento ochenta días

Pues bien, una vez reconocido el derecho a una prestación por desempleo, es posible solicitar el pago único de toda la prestación pendiente, con la finalidad de financiar la inversión para un negocio.

¿Cuáles son los requisitos generales para tener derecho al pago único?

  • Tener reconocida una prestación por desempleo conforme al apartado anterior.
  • Tener pendiente de percibir al menos, 3 meses de prestación.
  • Presentar la solicitud de pago único antes del inicio de la actividad como autónomo.
  • No haber percibido el pago único de la prestación, en los 4 años anteriores.

Puede darse el caso que el trabajador haya demandado por despido contra la empresa en la que cesó y que dio originen a su prestación por desempleo; en este caso no podrá solicitar el pago único de su prestación hasta que no se haya resuelto el procedimiento judicial correspondiente.

¿Qué situaciones pueden darse para solicitar el pago único?

El beneficiario de la prestación por desempleo, puede solicitar el pago único, para iniciar una actividad como autónomo, a través de los siguientes escenarios:

  1. El primero, que vaya a realizar la actividad como trabajador autónomo, en cuyo caso se puede solicitar hasta el 100% de la prestación pendiente, siempre que se justifique la inversión. En caso de no justificar el 100%, el resto se puede destinar a financiar las cuotas de autónomos de la seguridad social.
  2. También es posible hacerlo, mediante la incorporación del autónomo como socio de una sociedad mercantil de nueva constitución o constituida en el plazo de 12 meses anteriores a la aportación.
  3. Igualmente, como socio trabajador o de trabajo estable en una cooperativa o sociedad laboral; en este caso para destinar el pago único como aportación al capital social o bien para financiar la cuota de ingreso en la cooperativa o para la adquisición de acciones o participaciones de la sociedad.
  4. Conviene destacar en último lugar, que en el año 2016, el Tribunal Supremo estableció la posibilidad de solicitar el pago único, para destinarlo a la constitución de una sociedad de responsabilidad limitada, siempre que la vinculación del socio origine su alta en el régimen de autónomos, en contrario de lo que mantenía el Servicio Público de Empleo, al negar esta posibilidad del pago único para destinarlo a la constitución de una S.L.
  5. Es interesante tener en cuenta, que el cobro de la prestación en forma de pago único, está exenta del I.R.P.F., siempre que la actividad que se inicia se mantenga al menos durante cinco años.