¿Cómo se manifiesta una autoestima baja?¿Cuáles son las causas de la falta de autoestima? Es muy fácil señalar a los demás con el dedo y afirmar que alguien ha perdido lo que le quedaba de dignidad. En más de una ocasión sirve incluso para darse un impulso a uno mismo y pensar en que las cosas te van a ti mejor. Lo realmente difícil es mirarse a uno mismo y valorar cuánta autoestima tenemos...

Autoestima: ¿qué hay detrás?

A menudo nos tratamos de forma injusta, admiramos cualidades de otros que nosotros mismo también tenemos pero no las valoramos igual cuando se trata de nosotros. Además no sólo eso, damos consejos a los demás, de como la falta de autoestima afecta en el día a día, y luego no somos capaces de aplicarlo nosotros.

¿Cómo tratarías a una persona a la que admiras y respetas, tanto por su personalidad como por sus logros? Es de suponer que serías amable y que mostrarías admiración y reconocimiento.

Lo mismo debería suceder con el respeto propio. Cómo nos tratamos a nosotros mismo es la expresión de cómo nos percibimos. Por eso es un problema cuando la autoestima es muy baja o prácticamente inexistente. La forma en la que nos tratemos es clave para tener una imagen positiva y una autoestima fuerte.

¿Cómo se manifiesta una autoestima baja?

La falta de autoestima se presenta a menudo en nuestros pensamientos. Desarrollamos sin darnos cuenta una imagen negativa de nosotros mismos. Dejamos de preocuparnos por nuestras necesidades y dejamos que otros nos traten peor de lo que merecemos. La falta de autoestima también se refleja en la actitud e en el entorno:

  • Ni si quiera se intenta conseguir nada, porque de antemano se da por supuesto que no se va a conseguir.
  • Se dicen cosas totalmente distintas a las que se piensan.
  • Cuando hay más gente uno se hace pequeño en lugar de tratar de realzar sus puntos fuertes.
  • No se presta atención a uno mismo, por lo que los demás tampoco lo hacen.
  • Uno se mantiene en un segundo plano, porque considera que ese es su sitio.
  • No se escuchan las señales que manda el cuerpo.
  • No se hace nada por resolver situaciones por mucho que a uno le incomoden.

¿Cuáles son las causas de la falta de autoestima?

Consejos para fortalecer la autoestimaCuando la autoestima desaparece por completo, parece que la situación haya sido siempre así, como si nunca se hubiese tenido autoestima. Pero no siempre es así, en otras ocasiones el amor propio se va olvidando poco a poco. Puede empezar en la infancia o en una etapa posterior de la vida.

Cómo se desarrolle la autoestima, aceptarse a uno mismo, consciente de las debilidades que uno tenga y aún así tratarse con el debido respeto, depende de dos preguntas fundamentales que pueden explicar las causas de la falta de autoestima:

¿Qué experiencias he vivido?

Especialmente a edades tempranas, la autoestima puede verse muy influenciada por el entorno. Quienes se enfrentan en su infancia y juventud a críticas desmesuradas e infundadas se adapta a la situación y lo integra en su vida futura, lo que deriva en falta de autoestima.

¿Cómo me valoro a mí mismo?

Saber manejar de forma adecuada los errores y fallos que uno comete es una habilidad imprescindible en la vida. Se puede salir reforzado de un contratiempo o hundido. Si los errores no se asumen y se superan, inevitablemente la autoestima disminuye y se adopta una actitud negativa frente a uno mismo.

Consejos para fortalecer la autoestima

De la misma manera que uno puede haber perdido la autoestima y el amor propio con el tiempo y bajo circunstancias especiales, se puede recuperar. No se puede hacer de un día para otro, la negatividad ha abarcado durante mucho tiempo los pensamientos, por lo que no se puede eliminar tan fácilmente. Si uno ya es consciente de que quiere cambiar y se le ha despertado la necesidad de actuar, también debería ser capaz de encontrar la motivación para persistir.

Estos consejos pueden ayudar a recuperar la autoestima, tomar conciencia de los puntos fuertes de uno mismo y volverse a tratar con respeto.

  • Reduce la magnitud de las cosas

  • Siempre se suelen magnificar más los errores propios que los de los demás. Ya sea porque nos enfrentamos a nuestros errores a diario o porque nos conocemos bien y sabemos que lo podemos hacer mejor. Además, por lo general uno suele esperar más de uno mismo de lo que en realidad se espera de nosotros por parte de los demás. Si las expectativas son demasiado altas, nunca se van a poder cumplir. Intenta analizar tus puntos fuertes y débiles como si se tratasen de los de un amigo.

  • Concéntrate en ti mismo

  • Mucha gente hace que su autoestima dependa del entorno. Hacen que la positividad provenga de la familia, amigos y compañeros. Esta dependencia conlleva muchos riesgos.

    La autoestima debería provenir de uno mismo. Las críticas o las diferencias de opinión no cambian la valía de una persona. Es importante aprender a confiar en uno mismo sin depender de un reconocimiento externo. Si se consigue dar este paso, se está mucho más cerca de tener una autoestima equilibrada.

  • Establece límites

  • Cuando no hay amor propio, se permite que los demás te pisoteen, porque en el fondo se cree que es lo que uno merece. Para cambiar esta forma de pensar y por supuesto la de los demás es imprescindible establecer unos límites. No te quedes hundido, sino que debes dejar claro que valoras tus ideas y tu personalidad para poderlos defender.

    Asimismo es necesario establecer límites propios, para poder mantener la autoestima siempre alta, cosa que requiere siempre un esfuerzo. Pon el freno cada vez que veas que tus antiguos patrones de conducta pueden reaparecer.

    ¿Te fascinan gente con carisma? El carisma atrae...leer más sobre carisma