Entrevistamos al autor Fran Chuan que acaba de publicar su segundo libro: "Autenticidad, por qué unos líderes facilitan la cultura de la innovación y otros la limitan".

  1. ¿Qué es autenticidad?
  2. La autenticidad es la coherencia entre lo que piensas, lo que dices, lo que haces y lo que sientes. Y el hecho de ser auténticos nos hacer sentir mejor y puede convertirnos en personas carismáticas, que atraigamos e inspiremos a los demás.



  3. ¿Se puede aprender a ser auténtico?
  4. Sí. Sin lugar a duda, todos podemos mejorar, y no solo en el camino de la autenticidad sino en cualquier ámbito. Por lo tanto, cualquier persona puede ser auténtica, pero requiere de tres requisitos: target="_blank">consciencia, es decir, de querer mejorar; método para una vez que ya soy consciente de qué quiero mejorar, ¿cómo lo hago?; y práctica, porque a cualquier mejora se le tiene que dedicar tiempo.

  5. Entonces, ¿por qué unos lo son y otros no?
  6. Porque la autenticidad es la combinación de varios factores y cada ser humano tiene una personalidad diferente y creencias diferentes, con sus etiquetas y prejuicios. Y, como he dicho antes, solo las personas que tengan consciencia de querer ser auténticas, encuentren la manera de hacerlo y lo pongan en práctica lo serán.



  7. ¿Es una cuestión de sexos?
  8. Basado en mi experiencia no lo creo en absoluto, en términos de autenticidad el sexo no tiene ninguna relevancia. He conocido gente muy auténtica indistintamente de si eran hombre o mujer.

  9. ¿Es una cuestión de profesiones?
  10. Sí es verdad que hay profesiones que exigen mayores niveles de autenticidad que otras. Por ejemplo, un médico que en ocasiones ha de dar una mala noticia. En la mayoría de los casos lo hacen de manera auténtica, sin enmascarar. Por el contrario, hay algunas profesiones que te empujan a no serlo. Los abogados, por ejemplo, se ven obligados a veces a defender un caso que va contra sus principios y creencias.

  11. ¿Por qué en ocasiones algunos comerciales nos parecen tan pesados, por ejemplo?
  12. El ser pesado es un tema de ausencia en habilidades de comunicación, no de falta de autenticidad. Si alguien, ya sea comercial o no, nos resulta pesado, seguramente es porque le falta empatía, humildad y hacer preguntas abiertas. Debe poner el foco en mejorar sus habilidades de comunicación, sin embargo, recordar que el primer paso es descubrir y desear qué deseamos mejorar; y para ello nos ayuda la introspección y el feedback de calidad.



  13. ¿Puede ser que cada vez seamos menos auténticos?
  14. En los tiempos que corren, cada vez nos dedicamos menos tiempo a nosotros y a los demás, y la autenticidad y las preguntas abiertas requieren de tiempo para reflexionar.
    Por lo tanto, sí, cada vez somos menos auténticos. La autenticidad y el comunicarse en 140 caracteres son un oxímoron…

  15. Me imagino que para ser auténtico hay que aceptarse primero como uno es, ¿no?
  16. Más que aceptarse como uno es, primero hay que conocerse. Mirarse dentro y e iniciar un proceso para descubrir qué nos encanta de nosotros mismos y qué nos gustaría mejorar.

    Este es el motivo por el que nos apuntamos a yoga o mindfulness. Yo decidí personalmente introducirme en el mundo de la meditación en búsqueda de serenidad, porque necesitaba ir a un ritmo más pausado. Me exploré internamente, encontré cosas que me gustaron y otras que decidí cambiar, y ahora me acepto mejor que antes.

  17. ¿Qué papel tiene la autenticidad en el mundo laboral?
  18. La autenticidad tiene un papel clave para el individuo. Si yo me siento bien hago sentir bien a los demás, y esto tiene un impacto tanto en las relaciones personales como en las profesionales. Como líder influenciador quiero inspirar y que la gente de mi alrededor crezca cada día, y esto solo puedo conseguirlo siendo auténtico. Además, las relaciones auténticas son más satisfactorias y productivas, mientras que las no auténticas son muy falsas.

  19. Parece que jefes auténticos hay pocos… ¿por qué?
  20. Es cierto que los jefes auténticos son minoría, aunque tengo que decir que son más de los que podríamos llegar a pensar. De mi entorno, por ejemplo, diría que lo son aproximadamente un 15%.
    ¿Por qué? Esto enlaza con la pregunta anterior, sobre el hecho de que cada vez somos menos auténticos por la falta de tiempo. Vivimos en un mundo donde la velocidad prima. Pero confundimos velocidad con agilidad. En un entorno tan cambiante, ir rápido no nos hará llegar más lejos, porque no tendremos tiempo de ser auténticos. Pero si en vez de rápidos somos ágiles, entonces podremos tener relaciones auténticas y de calidad con las personas de nuestro alrededor.



  21. ¿Es ser cool ser auténtico?
  22. Depende de lo que entendamos por “ser cool”. Si “ser cool” significa sentirse bien, feliz y equilibrado, sí, “ser cool” es ser auténtico. Lo importante es “ser cool” hacia adentro, con nosotros mismos. Si “ser cool” es una pose de cara a la galería, entonces no. Porque esto sería ser hipócrita. Y una persona auténtica, si algo no es, es ser hipócrita.