El Ayuntamiento de Madrid ha emprendido una serie de líneas de actuación de carácter urbanístico para abordar los problemas de la acelerada implantación del alojamiento turístico. Hasta ahora, mucha gente que no sabía qué camino tomar en su vida profesional elegía modos de ganar dinero con Airbnb, idealista o Sportahome. También alquilan a estudiantes Erasmus. España es destino nº1 para ellos.

Las nuevas reglas del juego

Los apartamentos turísticos y las viviendas que se destinen al uso turístico bajo el principio de unidad de explotación empresarial en su totalidad y por tiempo superior a tres meses al año quedan comprendidos en el uso de Servicios Terciarios en su clase de Hospedaje, por ser actividad económica y no constituir residencia permanente. Y deberán contar con licencia para ejercer dicha actividad. Cuando se implanten en edificios conviviendo con otros usos como el residencial, no podrán superar el porcentaje y la posición establecidos por las normas urbanísticas del PGOUM. Esto hace difícil el negocio que se desarrollaba gran parte en B y sin estar registrado en ningún sitio, se alquilaban también habitaciones en pisos de alquiler sin que en muchos casos los propietarios lo supieran.

El aumento de turistas ha creado nuevas fuentes de ingreso

A Hacienda esto es lo que más le molesta de este negocio; sin embargo, por un lado ayuda a mucha gente a superar una fase de vacas flacas, y por otro el incremento de la capacidad de alojamiento ha favorecido el aumento del número de turistas en Madrid, si bien esto ha dado lugar a la aparición de problemas de presión y saturación sobre algunas zonas de la ciudad que dificultan una relación y convivencia armónica entre residentes, comerciantes, hosteleros y turistas, impacto sobre la habitabilidad de los edificios, la convivencia y seguridad de las personas y la utilización del espacio público; incidencia en el precio de acceso a la vivienda y el desarrollo del resto de actividades económicas…




En consecuencia, de manera cautelar y mientras se redacta y tramita dicho plan, conforme a lo previsto por el artículo 70.4 de la Ley 9/2001 del Suelo de la Comunidad de Madrid, se ha acordado la suspensión durante un año del otorgamiento de licencias, para todas las modalidades de alojamiento turístico antes citadas - establecimientos hoteleros, albergues, hoteles, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico - en los inmuebles destinados actualmente a vivienda en todos los barrios del distrito Centro: Palacio, Embajadores, Cortes, Justicia, Universidad y Sol.

Así mismo, ante el aumento de la oferta de vivienda de uso turístico pero una menor presencia de hoteles y el resto de modalidades, se acuerda también suspender la concesión de licencias de viviendas de uso turístico en los barrios de Palos de Moguer en el distrito de Arganzuela, de Recoletos y Goya en el distrito de Salamanca, de Trafalgar en el distrito de Chamberí, y de Argüelles en el distrito de Moncloa-Aravaca.