El amor romántico puede surgir a cualquier edad. Y es bueno que así sea, porque las personas que viven feliz en pareja tienden a vivir más y con mejor salud que quienes permanecen solas y tristes, según estudios. Pero dicho esto, no hay por qué convivir tan solo para ser más longevos, porque si algo está claro es que resulta preferible la soledad a vivir con alguien insoportable. Según un reciente estudio de la compañía ThyssenKrupp ocho de cada diez clientes solteros o viudos dicen que les gustaría tener una pareja «con la que compartir la vida». Solo dos de cada diez afirman sentirse muy a gusto sin nadie. Pero unos y otros coinciden en que no aguantarían vivir con cualquiera.




Trabajar ayuda también para no sentirse solo

El amor es sano, el sexo también, pero también ejectura un trabajo o una actividad que llena y que nos vincula con personas interesantes, positivas y agradecidas. El aislamiento es nocivo para la salud y tiene relación con la depresión. Por el contrario, disfrutar de las relaciones sociales, incluidas las románticas, reduce el estrés y beneficia el corazón. El contacto físico, ya sea cogerse la mano, abrazarse, besarse o practicar sexo, resulta beneficioso porque libera hormonas del bienestar, tan relacionadas con los estándares de vida saludable.

No hay que tener miedo de Tinder

Sin trabajo y acceso a un circulo de nuevas personas es muy díficil enamorarse. Hay quien busca pareja para compartir sus aficiones, quien lo hace para huir de la soledad o quien pretende enamorarse locamente. Otros están interesados en contar con alguien que cuide de ellos. Los hay que tienen un sentido práctico de la vida: todo es más barato dividido entre dos. Ninguna opción es censurable. Cada uno debe tener claro qué es lo que necesita y si está abierto o no a adaptarse según qué condiciones.




La mejor manera encontrar alguien es tener un circulo amplio de amigos que es abierto y no cerrado y para ello también funcionan muy bien las redes sociales y también apps como Tinder. No hay que tener miedo de las citas online, solamente hay que saber muy bien filtrar lo malo de lo bueno. Para ello hay que saber que evaluar lo que es mentira y lo que no es. Primero es recomendable quedarse en su franja de edad para evitar mentiras y tener una amplia conversacion por chat, Whatapp or ya una charla por telefóno antes de quedar y hacer preguntas concretas como: ¿A qué te dedicas? ¿Qué buscas? ¿Cómo vives? ¿Qué haces en tu tiempo de ocio? Para quién es importante el color político no hay que tener miedo también preguntar sobre esto o los hijos etc.. Quién no pregunta no puede saber.

Establecer el plan de búsqueda

Es difícil encontrar al amor de nuestra vida en el pasillo de casa. Por eso conviene participar en actividades que permitan relacionarse y conocer gente nueva:

  • Hacer turismo con viajes.
  • Apuntarse a excursiones de un día en los alrededores del lugar de residencia a través de apps como "Meetup".
  • Acudir a las actividades culturales que organicen los ayuntamientos, como teatro, conferencias, etc.
  • Apuntarse a clases de baile.
  • Hacer voluntariado, además de conocer a gente no hay cosa mejor que ayudar a los demás.
  • Los más modernos y atrevidos también pueden apuntarse a aplicaciones para conocer gente como Meetic que recientemente ha lanzado Ourtime, una nueva aplicación de citas cuyo principal objetivo es ayudar a los solteros mayores de 50 años a disfrutar de la vida en pareja.

Otra aplicación es Stitch, en la que los usuarios no solo buscan encontrar su media naranja sino simplemente compañía, para ello realizan salidas en grupo, viajes, cenas... Finally, Tinder, Más 40 y Lumen son otras aplicaciones que ayudan a las personas mayores a volver a enamorarse o hacer amigos.