tiempo, administrar, mejor, trabajo, job, vida, tiempo de la vidaEl día dura solo 24 horas para todo el mundo; sin embargo, algunas personas parecen saber aprovechar el tiempo mejor que otras. La increíble pregunta que el resto de las personas se hace es «¿Cómo diablos los consiguen?». Y la respuesta no es otra que llevando a cabo una mejor administración de su tiempo. Suena simple, pero también es necesario hacer un esfuerzo por parte de uno, ya que, como se suele decir, si no se tiene tiempo, hay que sacarlo de donde sea. A continuación te presentamos cinco consejos que te pueden resultar útiles para administrar mejor tu tiempo...

Si pones en práctica estos consejos podrás administrar mejor tu tiempo:

Céntrate en las decisiones importantes

Cada día tomamos un sinfín de decisiones. Imagínate cuánto tiempo necesitaríamos para meditarlas todas o incluso para contemplar en cada una los pros y los contras. Por lo tanto, para administrarte mejor tu tiempo tienes que concentrarte en las decisiones realmente importantes.

Ten en cuenta que en la vida no todo tiene que ser perfecto. El perfeccionismo no solo te hace perder el tiempo de una forma extraordinaria; generalmente también genera frustración.

Desarrolla tu propia rutina matutina

Empezar bien el día en ocasiones resulta decisivo para vislumbrar cómo va a transcurrir el resto del día. Si ya estás estresado y apenas eres capaz de pensar con claridad, entonces te recomendamos que desarrolles una rutina matutina personal.

Esta rutina puede incluir cosas como practicar deporte, leer, escuchar música o incluso pararte a tomar un café. También puedes aprovechar ese tiempo para visualizar qué cosas tienes pendientes para el día siguiente y cómo llevarlas a cabo de la mejor manera posible.

Planifica tus actividades con antelación

Para administrarte mejor tu tiempo necesitas una buena planificación. No hay nada que altere más una planificación de tareas que una indecisión y una desorientación continuas. Antes de intentar abordar todo de una vez, lo mejor que puedes hacer es tener una visión general y reflexionar cómo llegar a donde deseas.

De esta forma aumentarás las posibilidades de éxito y, al final, también te quedará más tiempo libre porque no lo habrás estando perdiendo constantemente en cosas que tenías sin organizar.

Establece tus prioridades

Tener claras las prioridades es un clásico cuando se trata de administrar mejor el tiempo. Los clásicos tienen su fama - no sin motivo - y, por lo tanto, las prioridades siempre tienen que estar ahí y resultan de gran ayuda.

Establece qué cosas requieren toda tu atención y en qué momento, y decide cuáles son las partes del proyecto que no se pueden posponer.

Las prioridades también te ayudarán a ponerte límites y no aceptar otras tareas.

Desarrolla tu propia rutina vespertina

Para administrar no solamente dispones de la mañana. Aparte del descanso y el relax, también por la noche y a última hora del día puedes ir adelantando cosas para poder disponer de más tiempo libre al día siguiente.

A modo de ejemplo, puedes escribir brevemente de qué cosas e ideas te vas a ocupar al día siguiente, o bien ir organizando todas las cosas relativas al trabajo. De esta manera al día siguiente dispondrás de más tiempo que podrás dedicar a cosas más importantes

Te recomendamos este video de Tom Limoncelli