Puedes ser el más listo o la más lista, la más rápida o creativa, si no tienes actitud no vales para una empresa. En entrevistas de trabajo se analiza cada vez más, si tu actitud corresponde al clima del trabajo de la empresa. Con preguntas inteligentes se detecta rápidamente si eres vago o solamente buscas cumplir, pero nada más. ¿Qué es tener actitud?

Actitud es un estado mental positivo

Es ese estado mental que te permite afrontar las situaciones laborales con determinación positiva. Como dice Napoleon Hill en su libro que tituló Actitud Mental Positiva: “Porque la Actitud lo es todo”. La actitud es la manifestación o el ánimo con el que frecuentamos una determinada situación, puede ser a través de una actitud positiva o actitud negativa. A su vez, la actitud negativa no permite al sacar ningún aprovecho de la situación que se esta viviendo lo cual lo lleva a sentimientos de frustración, resultados desfavorables que no permiten el alcance de los objetivos trazados. ¿Cómo puedes conseguir una actitud positiva en tu contexto laboral?

  • Sé asertivo.

  • Debes asegurarte de que tu personalidad sea determinante, pero no agresiva; que tu presencia no pase desapercibida, pero que tampoco te ven como una amenaza.

  • Sé resolutivo.

  • Intenta proponer soluciones a problemas. Criticar siempre es fácil, ¿pero quién da la solución?

  • No pienses solamente en tu horario y sueldo, comprometete.

  • Propone cosas y quedate más tarde si es necesario. Apuntate a viajes o comidas si es necesario.

  • Expresa gratitud.

  • Una de las formas más fáciles de incrementar tu positivismo es expresando gratitud. Ser educado siempre se agradece, igual como la humildad.

  • Busca apoyo siempre que lo necesites.

  • Es un acto positivo preguntar compañeros por ayuda, es una manera de demostrar respeto y no es una debilidad.